De quedar desempleado a crear una empresa exitosa en edulcorantes

Hoy Metco emplea a más de 300 personas. Foto: Especial

Hace casi 30 años, Héctor Álvarez de la Cadena quedó desempleado y sin oportunidad de tener un empleo pronto; sin embargo, una idea rondaba su mente: edulcorantes no calóricos, no sólo venderlos, sino producirlos. Hoy esa idea se ha convertido en Metco, empresa productora de soluciones endulzantes bajos en calorías para industria y consumo.

En ese momento, de la mano de dos personas más, comenzó el proyecto que hoy da empleo a 360 personas, de las cuales 64% son mujeres, reveló en entrevista con El Economista.

“Tres personas empezamos practicante de cero tratando de hacer algo diferente en la industria azucarera, en donde tenía experiencia, ya que era director comercial en la empresa Azúcar S.A. Ya tenía la idea de edulcorantes no calóricos, así que desarrollé una patente para hacer una con cristalización de azúcar con stevia y empezamos a hacer la mezcla de edulcorantes no calóricos, así empezamos y poco a poco fuimos creciendo a lo que hoy somos”.

Por su parte Edurne Balmori, directora general de Metco, destacó que más allá de tener una empresa, el objetivo es hacer endulzantes que generen un bienestar hacia el consumidor con productos sanos y ricos. Esto les ha permitido tener una presencia en el mercado de 36%, teniendo alrededor de 10 marcas, por ejemplo, productos hechos de a partir de la planta de stevia, azúcares bajos en calorías como el primer producto que lanzaron y los mascabados.

Asimismo, su alcance ya no es sólo nacional, ya que han conquistado países como Estados Unidos, España, Panamá, Venezuela, Canadá, Guatemala, Salvador y Costa Rica.

“Todos los productos que tenemos en el mercado son desarrollados por nosotros en nuestra planta en Lerma, Estado de México. No copiamos nada y así lo hemos hecho desde el primer producto. Siempre buscamos innovar y destacar, sobre todo con las marcas extranjeras. También hacemos alianzas con diferentes centros de investigación”.

Panorama ante Covid-19

Al ser una empresa de alimentos, ya contaban con una política de higiene y sanitización muy especializada, por lo que en estos meses el cambio en sus operaciones no se ha modificado tanto.

Si bien, estos meses han representado una crisis, para la compañía, la operación no se detiene, al contrario en estos momentos han estado más cerca de los consumidores con los productos, servicios de venta en línea y portal o en plataformas como Amazon. También ofrecen recetas de cocina para consentir a los clientes a la distancia.

“Ya teníamos presencia en línea pero es relativamente nuevo con el impulso de ahorita, cómo asegurar que nuestros productos estén al alcance de la gente a través de las plataformas. Ha sido un tema de capacitación”, dice Edurne.

Las ventas no se han afectado severamente, confiesa Edurne, y como parte de los proyectos de la organización, está crear más productos y desarrollar las 15 ideas que ya tienen en mente.

Por ejemplo, desde hace dos años están trabajando con el sargazo para obtener alginato de sodio, que se utiliza para dar cuerpo a las bebidas, lo que permitirá diseñar productos para diferentes alimentos. Esta sustancia también la utiliza la industria farmacéutica y dental para crear moldes dentales.

“Entre más fortalezcamos el producto interno, evitaremos que el país esté en crisis. También con nuestra oferta ayudamos a evitar enfermedades como obesidad y diabetes”, finalizó Héctor.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario