Pymes pierden hasta 60% de ingresos por pandemia

Los restaurantes mostraron en abril menos del 57% de ingresos. Foto: Especial

Enero y febrero del 2021, los peores meses debido a las restricciones por repunte de casos en época decembrina.

Aunque el año pasado golpeó a todos los negocios y desaparecieron 1 millón 10,857 negocios, casi 21% del total de las unidades económicas, revela el estudio Impacto Generado por Covid-19 en las Empresas, realizada por el Inegi, el verdadero impacto se vio a inicios del 2021, cuando los negocios estaban desgastados por las pocas ventas y el largo cierre temporal provocado por el alza de contagios de Covid-19 en la época decembrina.

Sin duda, la pandemia dejó sectores ganadores y otros perdedores, la industria restaurantera, de comercio y servicio fueron los más afectados, comparadas con la de salud y farmacéutica. Ejemplo de ello es el restaurante de Doña Mari, ubicado en Huasca de Ocampo, Hidalgo, que después demás de un año de pandemia, el negocio aún sufre para tener liquidez.

Doña Mari, como le llamaremos a la empresaria que decidió guardar su nombre real, comenta que los primeros meses de la pandemia fueron difíciles, sobre todo por la incertidumbre; sin embargo, a inicios del año fue lo peor porque el negocio ya estaba “golpeado” y las medidas de sana distancia impuestas obligaron a cerrar el local temporalmente.

“No tuvimos ingresos, el pueblo estaba cerrado para los turistas, de quienes vivimos, si no eras del pueblo y demostrabas que vivías aquí no te dejaban pasar”, relata. Debido a las medidas de sana distancia y confinamiento para evitar contagios, los restaurantes disminuyeron sus ingresos, teniendo el pico más bajo en abril, con -57%, revela el estudio “El impacto del Covid-19: así afectó a las pymes en México”, realizado por Konfío.

infografia

El informe detalla que los meses de septiembre y diciembre los restaurantes se recuperaron, -13% y -6% respectivamente, pero los ingresos continuaron siendo negativos. En el sector de comercio, la tendencia a la bajo se vio en los diferentes segmentos a partir de marzo, siendo los peores meses abril (-60%), agosto (-59%), septiembre (-55%) y diciembre (46%).

En el caso de la venta de ropa y calzado, casi todo el año obtuvieron números rojos, a excepción de octubre y noviembre donde se registró un aumento de ingresos de 28.81%, teniendo una nueva caída en diciembre de -46.38% a nivel nacional. Sin embargo, la venta de materiales de construcción tuvo un ingreso superior al registrado en 2019, siendo febrero (30.43%), marzo (29.50%) y septiembre (26.05%) los mejores meses.

“Hubo ganadores y perdedores, en la primera parte de la pandemia, entre marzo y agosto se vieron ventas caídas en la industria de la hospitalidad. Por otro lado, hubieron pymes e industrias que pudieron capitalizarse, crecer y reinvertir”, revela Filiberto Castro, director de crecimiento de Konfío.

De acuerdo con el estudio, a nivel nacional, los meses de enero y febrero del 2021 mostraron mayor caída en ingresos, lo cual puede deberse por las medidas de restricción tomadas ante el repunte de casos por Covid-19 de la época decembrina, principalmente en la Ciudad de México donde en 2020, los comercios tuvieron una caída de -23% y en los primeros meses del 2021, de -42 por ciento.

ingresos-2020

Cómo sobrevivir

Doña Mari menciona que no ha tenido apoyos, solo de su casero, quien le bajó la renta a la mitad de precio. “Algunos comerciantes tienen otro ingresos: rentas o pensión, yo vivo completamente de mi negocio, si no vendo no como, por eso estoy vendiendo mi terrenito, para apoyarme”.

En este sentido, los pequeños comerciantes han sido cuidadosos con los créditos. Quienes contaban con uno acordaron aplazamientos de pagos hasta de ocho meses, y aquellos que han solicitado lo hacen para tener liquidez o invertir en sectores en crecimiento.

De acuerdo con Filberto, el ticket promedio de otorgamiento es de 400,000 o 500,000 pesos, monto que las pymes utilizan para capital de trabajo, hacer frente a un proyecto o capitalizarse.

Durante la pandemia esto no cambió, “básicamente estuvo enfocado a proyectos de corto plazo y reactivación, y a tomar esa ventaja de crecimiento en industrias como salud”.

Ahora, las pymes están utilizando los créditos como una forma de liquidez para seguir creciendo y alguna parte para afrontar temas de capital de trabajo natural, como nómina y pagarle a un proveedor.

Infografia-1

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario