Plataforma mexicana de cuidado de adultos mayor gana Premio Fundación MAPFRE

Ariel Zylbersztejn fundó Paz Mental en el 2015. Foto: Especial

El emprendimiento mexicano ANA – Paz Mental fue reconocido con el Premios Fundación MAPFRE a la Innovación Social en su quinta edición, iniciativa cuyo objetivo es mejorar la vida de las personas mediante proyectos y equipos emprendedores que se transforman en propuestas de alto valor social, y que está impulsada por IE University.

Paz Mental es un servicio online que da soporte a cuidadores y familiares de personas con enfermedades crónicas y degenerativas que fue creado en 2015 por Ariel Zylbersztejn con la misión de mejorar la vida de los adultos con deterioros físicos o cognitivos.

Uno de sus sistemas es ANA (Automated Nursing Assistant), un software inteligente de control y seguimiento que reporta los datos relevantes de cada paciente para que la familia y los médicos tomen las decisiones de tratamiento, estimulación y cuidado. fundador de

“Dedico este premio a mis abuelos, que fueron el germen de la idea. Verlos envejecer y cuidar a sus parejas fue algo que me inspiró. También se lo dedico a todas las personas con vocación de servicio que ayudan a miles de ancianos y adultos mayores a diario, dejándose la piel y el corazón”, señaló Ariel.

Kuvu y Lysa también fueron galardonados

El galardón también fue otorgado a otros dos emprendimientos: KUVU, de España , que es una plataforma de alojamiento compartido que fomenta la convivencia entre jóvenes y mayores de 55 años y Lysa, de Brasil, el primer perro guía robot GPS, diseñado para proporcionar autonomía, seguridad y calidad de vida a personas con discapacidad visual.

Los tres emprendimientos recibirán un premio individual de 40,000 euros (852,000 pesos) para su desarrolló, así como consultoría gratuita por parte de EY, ofrecida a través de su Fundación para ayudarles a crecer y ser más eficientes. También entrarán a formar parte de Red Innova, que fomenta el intercambio de conocimiento experto y contribuye al ecosistema de la innovación social.

La quinta edición del premio contó con más de 200 iniciativas de 10 países desarrolladas por científicos, investigadores, estudiantes de universidades y escuelas de negocios.

Los nueve finalistas presentaron su proyecto ante un jurado formado por profesionales del ámbito empresarial y del emprendimiento social, que seleccionó a los tres ganadores, teniendo en cuenta criterios basados en su potencial de impacto social, su viabilidad técnica y económica, y la capacidad y experiencia del equipo.

El galardón fue otorgado el pasado 4 de mayo en el Museo Reina Sofía, en Madrid, España. “La innovación con apellido, con el foco en lo social, después de una larga crisis económica, una pandemia global y una guerra, es más necesaria que nunca”, destacó Antonio Huertas, presidente de MAPFRE y de Fundación MAPFRE.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario