Con plata, promueven empleo de mujeres y artesanos

Apoyan a mujeres a emplearse y ganar ingresos extra. Foto: Especial

Cynthia Ortega y Andrea Hernández trabajaban en el área administrativa de un banco y una empresa privada, donde tenían puestos importantes y salarios competitivos; sin embargo, algo les hacía falta, querían independizarse y ayudar a otras personas. En la plata, encontraron la forma de lograr sus objetivos.

Al conversar con El Economista, Andrea detalló que fue en 2011 cuando surgió Oh! Plata, empresa dedicada a la venta de joyería de plata a través de catálogo, con lo que emplean a mujeres que buscan tener un empleo que no les prive de sus compromisos familiares o quieran un ingreso extra. Asimismo, buscan preservar el valor del trabajo de los artesanos mexicanos en regiones plateras como Taxco y sus alrededores.

“Queríamos formar una empresa dirigida a mujeres, que les dé libertad de tiempo, les ayude a tener un buen desarrollo profesional sin descuidar los compromisos profesionales y que quieran tener ingresos adicionales”, declaró.

Para comenzar, buscaron a artesanos de la región a Taxco por ser su tradición de plata y por la calidad que destaca a la región. A la fecha, han sumado 25 proveedores que se caracterizan por modelos únicos, elegantes y de vanguardia.

Uno de los retos al inicio fue ganarse la confianza de los artesanos, pero con el tiempo, han logrado crear una relación fraterna y de adecuada colaboración.

El modelo

En la oferta de Oh! Plata, se incluyen 500 modelos entre aretes, collares, pulsera, anillos, entre otros, y los costos del producto van desde los 120 hasta 2,500 pesos.

Andrea explicó que por el lado de las vendedoras, actualmente colaboran 45, de las cuales 30 tienen ventas constantes a través de catálogos físicos o virtuales. La mayoría se concentra en la Ciudad de México, pero algunas están en tres puntos de la República Mexicana.

“Es un modelo que se presta a expandir y es lo que queremos lograr”.

Por ventas totales, las vendedoras obtienen comisiones de 30 y 35%, así como bonos mensuales donde pueden elegir productos de catálogos para uso personal. Por mes, se pueden obtener ganancias de 3,000 a 6,000 pesos libres .

En promedio, Oh! Plata vende de 450 a 500 piezas al mes, pero en temporadas altas como es noviembre y diciembre, las ventas aumentan cerca de 30% y las vendedoras también se incrementan. Para fin de año, el objetivo es aumentar la cifra a 80 personas.

Las interesadas en afiliarse, deben pagar una inscripción de 500 pesos, con lo que reciben productos, catálogos y exhibidores.


Andrea confesó que en el camino, lo más complicado ha sido la parte del financiamiento, ya que para lanzar el proyecto, comenzaron con ahorro propios y solicitudes de créditos bancarios. También brindar confianza a las vendedoras y artesanos ha sido un reto importante pero que afortunadamente, han aprendido a vencer.

Entre sus proyectos está la expansión de la marca a todo el país, y en un futuro a otros países. De igual manera, está en planes la apertura de un punto de venta en un centro comercial.

“Las mayores satisfacciones que tenemos son que somos un canal de beneficio económico para las familias artesanas que se dedican a la plata y ver los logros y crecimiento de las chicas que han obtenido ingresos sin descuidar otra parte de su vida, además que se sienten seguras y respaldadas con la marca. Eso nos motiva a seguir esforzándonos para que Oh! Plata sea más sólida y grande”, finalizó.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario