Pega crisis a mercado de franquicias en EU

Nueve franquicias de la cadena de pizzerías estadounidense Dominos Pizza se han acogido al Capítulo 11 de la ley de quiebras desde noviembre del 2007, lo que ha llevado al cierre de 10 tiendas, dijo el presidente ejecutivo de la empresa, David Brandon.

Las acciones de Dominos Pizza DPZ.N subían un 7,3% pese a los comentarios de la firma, que lucha contra una pesada deuda en medio de una recesión que ha reducido la cantidad de clientes que van a sus tiendas.

Dominos, la mayor cadena de pizzas a domicilio del país, está en proceso de cambiar su estrategia para atraer tanto a los consumidores que buscan ahorrar como a los que pueden gastar más.

Recientemente comenzó a vender sándwiches al horno a 4,99 dólares, con los que, según Brandon, la empresa busca impulsar sus ventas en los almuerzos.

Brandon catalogó el momento en que las nueve franquicias se declararon en quiebra como una "tormenta perfecta". Las franquicias pidieron la protección por bancarrota entre noviembre del 2007 y enero del 2009, de acuerdo a una información provista por la firma durante una presentación en Nueva York.

Dominos abrió 70 franquicias en los primeros nueve meses del 200, frente a las 93 del 2007, dijo Brandon.

La compañía anunció en octubre un plan para ahorrar dinero y precisó que podría ofrecer préstamos directamente a las franquicias.

La firma prevé que sus ventas minoristas globales crezcan de un 4 a un 6% anualmente en el largo plazo, y que las ventas en aquellas tiendas abiertas por al menos un año aumenten de un 1 a un 3%en Estados Unidos y de un 3 a un 5% a nivel internacional.

Dominos no brindó estimaciones de ganancias trimestrales o anuales.

Brandon agregó que la compañía sumaría de 200 a 250 tiendas por año, aunque la mayoría serán fran quicias.

CRÉDITO: 
Reuters