Pandemia permitió que los mexicanos se reencontraran con las tienditas

Las tienditas de la esquina ser se han convertido en actores estelares de la pandemia. Foto EE: Archivo

Muchos negocios tuvieron que bajar sus cortinas, operando únicamente los considerados de primera necesidad y aunque muchos no detuvieron la marcha, los resultados no han sido positivos debido al desplome de la economía de los mexicanos.

De acuerdo a una encuesta de EY, firma en servicios profesionales de auditoría, impuestos, asesoría de negocios, transacciones, fusiones y adquisiciones, los productos esenciales como alimentos y de limpieza siguen teniendo una alta demanda mientras que otros como los de moda, han sufrido.

De los encuestados, 65% de los consumidores aseguró que redujó sus compras por reducción en sus ingresos y 91% ha sufrido un impacto negativo en sus finanzas, de los cuales 58% sufrió una disminución de hasta 60% en sus ingresos.

En este sentido, Cuauhtémoc Rivera, presidente de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec), destacó que entre los negocios más afectados están las carpinterías, boutiques, estéticas, gimnasios o negocios de venta de materiales, por lo que muchas están en riesgo de desaparecer.

En entrevista con El Economista, detalló que en el país hay más 1 millón 200,000 puntos de venta de pequeños comercios, de los cuales, al menos 10% está en riesgo de no volver a abrir sus puertas.

Sin embargo, hay otros que han tenido un repunte importante como las tienditas de abarrotes que incluso, se han convertido en actores estelares de la pandemia.

“Este tiempo hizo posible un reencuentro entre los consumidores y este tipo de negocios de pequeños comercio (tiendas de abarrotes) porque la gente está yendo a las más cercanas para evitar aglomeraciones y contagios”, reveló.

El reto en las tiendas es la venta de cerveza. Al menos, 40% de todas las registradas, tiene licencia para vender esta bebida que ante la escasez producida en mayo, las ventas de estos comercios cayeron hasta 40 por ciento. “La venta mensual se eleva hasta 40% porque la cerveza es un motor de venta”.

Negocios que evolucionan

Ante la baja de ventas en negocios no esenciales, los pequeños empresarios innovaron y se adaptaron para vender artículos indispensables como caretas, cubre bocas, gel antibacterial, entre otras. Otros comenzaron a hacer envíos tomando pedidos por teléfono y WhatsApp.

“Se empezó a ver qué se podía vender en cuestión de desinfectar. La innovación se hizo presente, la gente buscó qué ofrecer para mantener su nivel de ventas”, indicó Rivera.

Para la nueva normalidad, el presidente de la Anpec, detalló que los negocios con más potencial serán los de alimentos y de primera necesidad, e incluso la ropa a precios bajos. El problema que se tendrá es el encarecimiento de los costos.

“Vamos a empezar una etapa de consumo muy constreñida porque se perdieron muchos empleos y bajaron muchos los ingresos. Aquellos negocios que vayan a lo suntuario, no van a tener mucha oportunidad, al menos en el corto plazo".

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario