Pandemia mata a 15% de establecimientos de belleza

Se perdieron más de 500,000 empleos directos e indirectos. Foto: Especial

De los 222,000 establecimientos dedicados a la belleza y legalmente establecidos en México, un 15% tuvo que bajar sus cortinas a causa de la pandemia del Covid-19, lo que generó una perdida de más de 500,000 empleados directos e indirectos, revela la Cámara Mexicana de la Industria del Embellecimiento Físico (Camief).

Rocío de Muriedas, directora general de la Camief, indicó que el sector, que se compone de salas de belleza, peluquerías, estéticas, barberías, cabinas de faciales, corporales, spas, negocios para el cuidado estético de uñas y pies, depilación, aplicación de pestañas, extensiones de cabello y toda la gama que tiene que ver con micropigmentación y maquillaje, contribuye con el 2.2% del Producto Interno Bruto nacional, por lo que este cierre de negocios representa una crisis.
 
“Antes de la pandemia el sector mantenía un crecimiento del 6%, pero ahora las expectativas son del 2% a nivel nacional”, comentó Alina Escobar, show director de Expo Beatuty Show, el evento de belleza más grande de belleza en Latinoamérica.

Motivos de cierres

Muriedas indicó que la mayoría de los negocios se concentran en los estado de Nuevo León, Ciudad de México, Estado de México, Puebla, Jalisco y Guanajuato, donde más cierres se dieron.

En este sentido, Escobar explicó que uno de los problemas que obligó al cierre es el de las rentas, ya que aunque algunos sobrellevaron el primero y segundo mes, y negociaron para bajar la renta hasta un 50%, para el tercer mes fue muy complicado y fue cuando muchos empleados decidieron salir a ofrecer servicio a domicilio, aumentando con ello el negocio informal.

De aproximadamente un 50% de negocios registrados en la informalidad antes de la pandemia, ahora se estima creció a 60%, resaltó Muriedas.

El servicio a domicilio, indicó Escobar, fue uno de los comportamientos más innovadores que nació por la pandemia y que incluso, influyó en el cierre de locales físicos.
 
“Quienes estuvieron inactivos en el salón comenzaron a ofrecer servicio a domicilio y ya no regresaron porque vieron que de manera independiente obtenían mejores ingresos. Sin embargo, ahora los establecimientos buscan recuperar la confianza para que los clientes regresen a los salones y esa confianza estará basada, sin duda alguna, en ofrecer un servicio profesional con lo último en tendencias, tecnología y digitalización”.

Las oportunidades

Las especialistas coincidieron que si bien este es un momento critico para el sector, también representa una abanico de oportunidades como el de capacitarse más para seguir creciendo.

“Requerimos de muchos aliados para que la gente se prepare y ofrezca el servicio de calidad que está esperando el cliente. Y en ello, un gran impulsor son los eventos que sirven como palanca para esta reactivación que tanto esperamos, porque ofrecen lo más vanguardista en equipo, en tendencias, en materiales y principalmente en capacitación”, señaló la directora de la Camief. 
 
En cuanto a los retos, comentó De Muriedas, el punto flaco del sector es la digitalización, ya que la mayoría de los propietarios no tienen el conocimiento de manejo de redes sociales, e-commerce, lo que ocurre con mayor frecuencia en personas arriba de los 45 a 50 años o que tenían muchos años con su negocio, pero desconocen las nuevas tecnologías y tendrán que hacerlo si quieren sobrevivir.

“Por ello en la Cámara se ofrecen las herramientas para integrarlos al manejo de redes sociales, para que puedan promover sus negocios a través de los medios digitales”.
 
Además, añadió que otro reto es la capacitación y en este sentido una gran herramienta es la capacitación con fines de certificación en línea que acerca el conocimiento a todos los que busquen esa excelencia y calidad en el servicio, lo que contribuye a la profesionalización del sector y principalmente a atraer y retener al cliente.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario