Nenis reactivan la economía, pero requieren mayor seguridad y créditos

Al 46% le preocupa la inseguridad, porque tienen que hacer las entregas en lugares que no conocen. Foto: Especial

Al 46% le preocupa la inseguridad, porque tienen que hacer las entregas en lugares que no conocen.

Desde hace cinco años Thalía Janneth Salas Soto vende ropa y zapatos por redes sociales, especialmente Facebook y así como ella, existen cinco millones de mujeres que venden por medio de estas plataformas y que se enfrentan a la inseguridad y falta de crédito.

Aunque estas microemprendedoras existen desde hace años, la pandemia las hizo más visibles debido a que el número de vendedoras incrementó y de manera despectiva se les empezó a llamar nenis, debido a que usaban palabras como “neni”, “hermosa”, “linda”, para simpatizar con los clientes.

Según un estudio realizado por la Universidad Nacional Autónoma de México, este tipo de economía genera 9.5 millones de pesos al día y representa un ingreso extra para más de 13 millones de hogares.

Thalía es ejemplo de ello, lo que gana de la venta de ropa es un ingreso extra para su familia (dos hijos), y un apoyo al ingreso que genera su esposo, quien tiene un sueldo fijo.

El estudio “La nueva imagen del microemprendimiento digital”, realizado por Tala, fintech de préstamos, menciona que 25% de las mujeres que comienza a vender en esta modalidad lo hace para sacar adelante a la familia y 5% de ella es el sustento de la misma.

De acuerdo con el estudio, 39% de las nenis tiene entre 30 y 50 años, 67% tiene pareja e hijos, y 53% generó más ganancias durante 2021 que en 2020.

Inseguridad

Thalía publica los artículos en redes sociales y en su página de Facebook Aldy Shop, que abrió hace dos años. Durante la pandemia las vendedoras aumentaron y aunque las ventas no eran las mismas, sus clientas fueron leales.

Thalía vende en el Estado de México y suele entregar en lugares públicos como el Mexibus, Suburbano, y cuando la compra es grande se acerca al Metro. “Que sea punto medio para ambas, yo no salgo del Mexibus, de los torniquetes, siempre en un lugar donde haya gente”.

Sin embargo, hace cuatro meses tuvo una mala experiencia cuando se quedó de ver con una clienta que ya le había comprado antes, afuera de una tienda departamental, pero tardó en llegar. En ese momento notó que un hombre la seguía, llegó la clienta hizo su venta y caminó al puente peatonal, pero el hombre iba detrás. Como pudo se deshizo de él y no pasó a mayores.

La inseguridad es uno de los principales problemas a los que se enfrentan estas emprendedoras, señala Ximena Céspedes, CEO y cofundadora de Metrics, empresa encargada del estudio que utiliza la metodología de escucha social. Al 46% de las microemprendedoras les preocupa la inseguridad, debido a los altos índices de feminicidio y violencia hacia la mujer en el país, en particular “porque tienen que entregar los productos en lugares que desconocen o porque no conocen a las personas”.

Thalía dice que le gustaría que el gobierno le ofreciera mayor seguridad o un lugar físico para poder realizar las entregas de forma segura.

Logística

Griselda Hernández, directora de marketing de Estafeta, comenta que la logística puede ayudar a generar mayores ventas y seguridad.

Hoy más del 90% de las ventas que realizan las nenis son productos físicos como: ropa, maquillaje, joyería, calzado, entre otros; sin embargo, solo 10% considera la logística en su planeación.

“Los servicios logísticos representan mayor seguridad y permiten ofrecer puntualidad de entrega. Es un alcance y rango de clientes mayor”, destaca Hernández.

Crédito

La falta de crédito es otro problema al que se enfrentan las microemprendedoras debido a que 82% está en la informalidad y ganan en promedio 3,707 pesos al mes y no pagan impuestos, según datos del Instituto Mexicano para la Competitividad.

El estudio de Tala revela que las mujeres usan el crédito para hacer crecer el negocio y que son buenas pagadoras. Muestra de ello es que sólo 20% de ellas tuvo problemas para pagar sus deudas durante los primeros tres meses de 2021.

Desafortunadamente, David Lask, General Manger de Tala resalta que siete de cada 10 personas no tiene un puntaje crediticio necesario para un crédito formal.

qu-nes-son-las-neni

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario