Necesario aumentar apoyo económico a emprendedoras mexicanas

De cada 100 mujeres que pide crédito para su empresa, 99 lo saldan de forma íntegra. Foto: Especial

En México, de cada 100 mujeres que solicitan un préstamo para invertir en su empresa, 99 salda sus deudas de manera íntegra, según datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Esta es una de las razones por la que instituciones bancarias apuestan en 2018 por brindar apoyo a emprendedoras mexicanas.

“Las mujeres son mejores administradoras, están más comprometidas y pagan mejor que los hombres”, asegura Karem Figueroa, gerente de estrategia comercial de Banregio, entrevistada durante una sesión educativa con emprendedoras del programa Road to Growth.

De los 4.2 millones de negocios que existen en México, 99.8% son consideradas Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Mipymes), las cuales aportan 42% del Producto Interno Bruto y generan 78% de los empleos en el país, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Las Mipymes lideradas por mujeres constituyen 16% de las empresas en México. Instituciones financieras como Banregio y plataformas de educación como Bedu son conscientes de la necesidad de apoyar a sus fundadoras para fortalecer y hacer crecer sus negocios de manera sustentable.

Bedu trabaja con un modelo de enseñanza disruptiva llamado blended learning que combina la capacitación en línea con mentoría presencial especializada, retando el potencial de sus alumnos para desarrollar habilidades que transformen su futuro. Por esta razón, las empresarias del programa Road to Growth participarán en sesiones educativas sobre diversos temas de negocios, como alternativas de crédito para impulsar los proyectos de las emprendedoras mexicanas.

Instituciones bancarias como Banregio ofrecen tres modelos de programas crediticios para ellas: simple amortizable, revolvente y tarjeta de crédito empresarial.

Para quienes buscan capital de trabajo, la recomendación es aprovechar un crédito simple, de activo fijo. Éste funciona como el crédito tradicional de un banco en el cual se paga a plazo fijo y cada mes se aporta al capital y al interés.

El crédito revolvente es el tipo de instrumento que necesita una empresa para financiar clientes o impulsar proyectos. Este crédito es el mejor porque el interés se paga de forma mensual y el monto financiado un año después.

La tarjeta de crédito empresarial es imprescindible en el mundo del emprendimiento. Sin embargo, es necesario concebirla como una herramienta que facilita la administración de los gastos dentro de la organización, que permite detectar con facilidad dónde y cómo se invirtió el dinero.

¿Qué debo de saber antes de solicitar un crédito bancario?

Un crédito es la oportunidad de hacer crecer una Pyme, por lo que las emprendedoras deben estar bien informadas y tomar las siguientes recomendaciones:

  • Lleva un control de tus estados financieros: poner orden a tus finanzas te ayudará a saber en qué estás utilizando el dinero, a no fallar en los pagos y a garantizar un buen historial crediticio de tu empresa. “Una asesoría contable es muy importante debido a que muchas veces hay empresas muy buenas, pero no tienen idea de cómo administrarse financieramente”, dice Figueroa.
  • Determina para qué necesitas el crédito: con esta claridad podrás evitar caer en momentos de inestabilidad económica. La recomendación es “no pedir créditos en momentos de crisis, sólo cuando tengas estabilidad y puedas crecer través de nuevo producto o imagen”. De lo contrario te arriesgas a que el banco te cobre con bienes.

Cómo sacarle provecho a un crédito

En 2017, Bedu se convirtió en aliado de la ONG Cherie Blair Foundation for Women. A través del programa Road to Growth, ambas organizaciones capacitan a 500 emprendedoras en temas de negocios y empoderamiento económico.

Su tarea es trabajar de la mano de las mujeres a través de mentorías de aliados estratégicos. Éstos comparten los valores y la filosofía de Bedu al impulsar el empoderamiento femenino a través del liderazgo de las organizaciones.

Un estudio realizado por Banregio y Nacional Financiera reveló que, del 100% de las empresas que respalda la institución, sólo 40% están dirigidas por mujeres.

“Las empresas fundadas por mujeres tienen mejor desempeño que los equipos 100% masculinos, lo cual representa una gran oportunidad de negocio tanto para emprendedoras como para entidades financieras”, concluye Pilar.

*Pilar Marroquín es directora de proyectos especiales Bedu, plataforma educativa enfocada a la enseñanza y desarrollo de las habilidades que requieren los profesionales del siglo XXI.

CRÉDITO: 
Pilar Marroquín*