“Nadie debe temer a Silicon Valley”

Dave McClure. Foto: Cortesía 500 Startups

Startups latinoamericanas están listas para competir al tú por tú con cualquier desarrollo

Silicon Valley es el polo tecnológico por excelencia y un referente para los emprendedores digitales a escala mundial. Para Dave McClure, socio fundador de la aceleradora 500 Startups, es un hecho innegable, pero destaca que gracias al fortalecimiento del emprendimiento en países emergentes como México las startups latinoamericanas están listas para competir al tú por tú con cualquier desarrollo.

“Por todo el mundo mira hacia Silicon Valley. Yo vivo ahí y no es el caso. Hay gente inteligente emergiendo por todo el mundo y existen grandes startups que pueden convertirse en grandes compañías. Nadie debe tener miedo a Silicon Valley por creer que son más listos. Existen grandes e incluso mejores startups preparadas para salir a otros lugares”, dice McClure en entrevista durante su visita a México para presentar las 16 compañías aceleradas por la subsidiaria mexicana 500 Mexico City.

McClure, emprendedor e inversionista, no niega las dolencias de México y América Latina: el escaso acceso a capital semilla e inversionistas de riesgo para los emprendedores. Esta situación ha sido reconocida por entidades como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

En su estudio “Startup América Latina: Promoviendo la Innovación en la Región” publicado el año pasado, la OCDE apuntó que en Estados Unidos los fondos de capital de riesgo e inversionistas ángeles aportan entre 20% y 47% del financiamiento a las nuevas empresas innovadoras, mientras que en Brasil contribuyen con 23%, en Chile con 17% y en México con 5 por ciento.

McClure confía en que esta situación puede cambiar en los próximos años gracias a la demanda de tecnología que tendrán las industrias tradicionales para modernizarse y ser más competitivas; estas necesidades, dice, podrán ser satisfechas por los emprendedores de la región.

“Habrá más inversiones y startups. No sé si se llegará al mismo nivel que en Silicon Valley pero muchas más adquisiciones vendrán en el futuro. Verás grandes compañías, tal vez de telecomunicaciones, bienes raíces, productores de comida y otras grandes empresas de consumo verán el valor y entenderán cómo mejorar su equipo técnico y hacer mejores estrategias de mercadotecnia”, afirma.

Ésta será la clave para que en México emerja un emprendimiento digital icónico: “Hay mucho por hacer aquí. En Estados Unidos se está empezando a invertir mucho tiempo en cosas que parecen frívolas. Pero en México hay un montón de cosas que se pueden desarrollar para pequeñas compañías, para las empresas, para el hogar, la familia, para el sector educativo o las áreas de trabajo. Realmente siento que ahí existe una gran cantidad de espacios abiertos en México”.

La generación más reciente de proyectos acelerados en 500 Mexico City es una muestra de esta visión. Facturama, que ofrece una solución para la emisión y gestión de facturas electrónicas; Growlers, plataforma en línea para venta de cerveza artesanal; Balam, que busca medir en tiempo real el flujo de personas y brindar más información a las tiendas sobre el comportamiento de los clientes; Nubity, una solución para la gestión de cómputo en la nube, o FirstJob, un “mercado” de jóvenes profesionales que buscan su primer empleo.

Se trata de algunos de los 16 emprendimientos con vocación de acompañar y modernizar a los sectores tradicionales.

“Creo que el caso emblemático está en camino, pero es más relevante crear y encontrar trabajos, soluciones para el sector vivienda, educación o cualquier solución práctica. Tal vez alguno de estos desarrollos será el caso icónico, más que otro eBay”, afirma McClure.

A la par que el emprendimiento tecnológico evoluciona, la aceleradora 500 Startups busca hacerlo también. A cuatro años de haber arrancado operaciones en Silicon Valley, haber invertido alrededor de 70 millones de dólares en 700 startups –48 de ellas desde la subsidiaria local que comandan César Salazar y Santiago Zavala–, la aceleradora está en proceso de expandir su presencia en mercados emergentes y con un especial enfoque en los hispanohablantes.

“Siempre hemos tenido interés en los mercados emergentes, particularmente en los que se habla español porque es uno de los idiomas más populares del mundo. Además existen tendencias positivas de inversiones y crecimiento en el emprendimiento, no sólo en México pero en otros países de la región”, dice.

El siguiente paso, de acuerdo con McClure, será integrar servicios de consultoría, mercadotecnia y distribución para las compañías, así como fortalecer alianzas con plataformas para la búsqueda de financiamiento como AngelList o Kickstarter.

[email protected]

CRÉDITO: 
Julio Sánchez Onofre, El Economista