Mujeres, sin miedo para emprender

Tres de cada cinco pymes son lideradas por el sexo femenino. Foto: Shutterstock

Están teniendo mayor participación en el emprendimiento, sobre todo en el tecnológico que se mezcla con otros sectores para resolver problemáticas

El emprendimiento no tiene género, no importa si se es hombre o mujer, cuando se quiere tener éxito con una idea propia, sólo se requiere de dedicación, esfuerzo, pasión y estrategia, por lo que cualquier persona que reúna los requisitos lo logrará; sin embargo, la presencia de los hombres ha sido mayor durante años, situación que ya está cambiando, porque más mujeres se están atreviendo a crear sus propias empresas.

La participación de mujeres en el ecosistema emprendedor ha ido en aumento, cada vez se ve más talento y es algo que se debe seguir reforzando, aseguró Camila Lecaros, directora de Masschallenge México, en entrevista con El Economista.

“Desde que comenzamos en Masschallenge (en el 2016), hemos visto cómo ha aumentado el número de mujeres en el ecosistema. Comenzamos con 28% de cofundadoras, nuestro mayor índice fue de 44% y en el 2019, registramos 38 por ciento”, afirmó.

Datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística, indican que las mujeres se centran mayormente en el área de consumo, con 62.3%, aunque para Lecaros la realidad es que están destacando en todos los sectores como retail, salud e impacto social, predominantemente.

Muestra de ello es que tres de cada cinco pequeñas y medianas empresas en México son lideradas por mujeres.

Otro de los sectores en donde se está destacando es en la tecnología, sector que por años estuvo predominado por hombres y se consideró como masculino.

“Hay un notable aumento en tecnología, lo que se ha dado con el movimiento STEAM enfocado en motivar a mujeres a formarse en temas de ingeniería, ciencias y matemáticas, lo que ayuda a tener emprendedoras especializadas y que pueden mezclar diferentes sectores”.

Casos de éxito

Lo más importante para tener éxito al emprender, sin importar el género que se tenga, es tener una solución a problemas locales y esto es lo que han sabido desarrollar emprendedoras exitosas mexicanas.

“Con esa convicción, cualquier persona puede crear una empresa bien grande y exitosa”.

Host a Pet es una empresa creada por Mariel Jiménez junto a su amiga Daniela del Olmo, quienes tras tener una mala experiencia, dejando a su perro en una estancia donde contrajo una enfermedad y murió, decidieron crear una solución apalancándose de la tecnología para ofrecer hospedaje seguro a las mascotas.

Basándose en el modelo Airbnb, crearon una forma de hospedaje para perros y gatos en casa de personas responsables y confiables. A la fecha, tienen más de 8,000 servicios por mes.

“Quien recibe a las mascotas tiene la obligación de tener constante comunicación con el dueño, mandarle fotografías y videos, y asegurarse que cuando lo reciba, se encuentre en buenas condiciones de salud”, detalló Mariel.

Modelos de rol

De las emprendedoras en México, 29% emprendió por deseo de tener un negocio propio e independencia, a pesar de los miedos que pudieron vivir, pero desafortunadamente, aún hay muchas que no se atreven a dar el salto.

Para Camila Lecaros, una forma de motivar a las mujeres es con modelos de rol, mujeres que han alcanzado el éxito, que compartan sus experiencias y ayuden a las nuevas emprendedoras en su camino, para que vean que es posible llegar a donde desean.

Uno de los modelos que viene a la mente de Lecaros es Juana Ramírez, quien hace nueve años fundó Soluciones Hospitalarias Integrales (Sohin), empresa que desarrolla modelos innovadores de atención de pacientes con enfermedades crónico degenerativas.

“Ha tenido un importante crecimiento a partir de resolver un problema, y hoy es aliada de las emprendedoras”.

Lo más importante es que el panorama para las emprendedoras se vislumbra positivo: hay más redes de apoyo, eventos donde se asesoran y se motivan, y los apoyos han ido evolucionando.

“Cada vez hay más empoderamiento, pero hay que seguir trabajando, la cultura tiene que cambiar y muchas cosas más; por nuestra parte, ayudamos a que haya más empoderamiento femenino y es necesario que otros se sumen a ello”, finalizó Lecaros.


CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario