México, con potencial en startup insurtech

Caribou Honig, presidente y cofundador de HR Transform & InsureTech Connect. Foto: Especial

En México, el ecosistema insurtech aún está despegando y se encuentra un par de años atrás, comparado con Estados Unidos, China y Europa; sin embargo, que las aseguradoras tengan en la mira la inno­vación y el ofrecer mejores servicios podría impulsar este tipo de empresas.

Las aseguradoras aún siguen pensando en qué significa insurtech en sus negocios; “tienen miedo y avaricia, pero de una forma positiva; miedo porque quieren saber cómo a su negocio le va a seguir yendo bien y avaricia porque quieren ofrecer nuevos productos de seguro a segmentos de la población a los que no han tenido acceso”, mencionó Caribou Honig, presidente y cofundador de HR Transform & InsureTech Connect.

“Es una oportunidad para que la industria de las aseguradoras se modernice y se haga más eficiente, de esta forma los clientes pueden tener un seguro cuando lo necesiten”.

Para que prospere insurtech, tanto en México como en cualquier parte del mundo, se requiere unir tres elementos: emprendedores, que apuesten por crear “algo mejor que lo existente”; Venture Capitals, inversionistas que sean el combustible, y aseguradoras, motivadas por este miedo y avaricia, que compren la tecnología o que unan con startups.

“Las aseguradoras están considerando la baja penetración de los seguros en sus mercados nacionales y están pensando ‘hay que hacer algo diferente, es la oportunidad’”, dijo Caribou Honig y señaló que para los fondos de capital de riesgo lo que sigue es insurtech, porque ya invirtieron en fintech, qué ha mostrado buenos resultados.

De acuerdo con el World InsurTech Report 2018, realizado por la consultoría Capgemini, las inversiones en insurtech crecieron a una tasa anual de crecimiento compuesta, de 36.5% entre el 2014 y el 2017, mientras que la actividad de las ofertas aumentó 29% en el mismo periodo.

El impacto en el consumidor

Insurtech está tratando de mejorar los seguros y por ende mejorar cómo le va a las personas cuando les pasa lo peor de lo peor; mejorar la experiencia del consumidor, desde contratar el servicio hasta obtener los resultados esperados cuando se tiene un siniestro.

“Los consumidores se ven beneficiados de la transparencia por qué van a poder ver qué está disponible, pero de forma más fácil. Además, la tecnología puede mejorar el producto y la suscripción”.

En los siniestros se puede ver una mejora, porque ahí es donde los clientes esperan que la aseguradora cumpla con sus promesas, que les pague, en estos momentos la tecnología puede implementarse para que el proceso sea más fácil, rápido y eficiente.

Por ejemplo; una flotilla de drones podría encargarse de analizar el impacto que sufrió una propiedad asegurada en el techo, en lugar de enviar una flotilla de personas que vaya con escaleras.

“En ese caso, la tecnología está beneficiando tanto a la aseguradora como al cliente, porque está siendo más eficiente y rápida; a la larga va a ser más barato para la aseguradora hacer eso y los ahorros en los costos, yo esperaría que, de alguna forma, se vean reflejados en los clientes”.

Para Caribou Honig, el ecosistema insurtech es un “bien puro”, en el que se puede incursionar, “si tú estás contento de construir una empresa fintech que ayuda a las personas a pedir préstamos, está bien, pero la gente nunca se queja de tener demasiado seguros, mientras sí lo hace de tener demasiada deuda, este es el motivo por el cual me gusta estar en el insurtech”, comentó.

[email protected]

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario