Mipymes, con bajo impacto social

Marcelo Tedesco, MIT Enterprise Forum México. Foto: Twitter.com/InnovaJal

MITEF impulsará el ecosistema emprendedor para que sea protagonista en las economías basadas en la innovación.

Guadalajara, Jal.- Las 4.4 millones de unidades económicas, de las cuales 99% son micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes), son muestra de que México es un país de emprendedores, pero mayoría son emprendimientos de bajo impacto y poco valor, afirmó el director general de MIT Enterprise Forum México (MITEF), Marcelo Tedesco.

México es emprendedor pero es emprendimiento de bajo impacto. No están generando valor para la sociedad y las empresas que importan son las que pueden resolver una problemática social”, afirmó Tedesco durante la primera jornada del primer encuentro del MITEF México, que tiene su sede en Guadalajara.

El MITEF es el organismo del instituto de alta tecnología que busca impulsar el ecosistema emprendedor para el desarrollo económico y tecnológico que tiene 26 delegaciones a nivel mundial. La mexicana es la primera en América Latina.

Para Tedesco, los micronegocios tradicionales como panaderías o tiendas, que no tienen un componente innovador, carecen de valor agregado que pueda dar el empuje hacia el desarrollo social, en cambio, las tecnologías y el trabajo científico brindan una oportunidad a los emprendedores de convertirse en protagonistas de las economías basadas en la innovación.

“Hay algo detrás de los grandes emprendedores que tiene que ver poco con el tema de ganar dinero sino con el impacto social (...) pero a los emprendedores les hace falta construir un propósito claro para generar ese valor”, consideró.

Pensar cómo las tecnologías pueden resolver problemas como escasez de alimentos, acceso a agua limpia, generación de energías renovables, mejoramiento de la educación y de los sistemas de salud, abre la posibilidad para la actividad emprendedora.

Tecnología, solución a problemas

Para los emprendedores, esos problemas son oportunidades que las tendencias tecnológicas ayudan a resolver, dijo Kathleen Kennedy, directora de Estrategia de la publicación especializada en innovación MIT Technology Review.

El poder de cómputo de los móviles, la analítica de datos, los objetos conectados a la red (internet de las cosas) y la investigación en nuevas fuentes de generar y almacenar energías renovables abren la posibilidad de emprendimientos de alto impacto y con grandes oportunidades de mercado, aseguró la experta.

Si a esto se conjuntan plataformas abiertas de colaboración, habilitadas por las tecnologías digitales, los resultados pueden tener un impacto global.

“Un ejemplo es el accidente del vuelo de Malasia donde lo interesante fue el uso colaborativo del big data y las imágenes de los satélites que estuvieron disponibles para que todo el mundo ayudara en la búsqueda. Es interesante la tendencia del 'crowdsource' en el big data”, agregó.

Kathleen mencionó también tendencias como la impresión 4D, una tecnología incipiente que tiene el potencial de resolver los problemas de transporte de objetos.

“En las investigaciones se está pensando en manufacturar cualquier cosa y que pueda ser enviada de forma plana, pues uno de los problemas en el envío de objetos muy grandes o con formas irregulares. Con la impresión 4d se crean formas extrañas pero éstas se envían planas y quien lo reciba puede utilizar agua para activarlo y cambiar los objetos planos en cosas con formas”, explicó la experta.

Para lograr el desarrollo de emprendimientos de alto impacto, Kennedy consideró que se debe fomentar la colaboración entre talentos, academia, empresas locales y gobierno, así como con los inversionistas. También se debe aumentar la conectividad y fomentar la preparación de la población mediante programas educativos que sean accesibles gracias al Internet.

"Internet es global y está creciendo todos los días. La educación está mejorando y cambiando, y las organizaciones pueden ser más poderosas. En América Latina hay una oportunidad increíble y un gran mercado. El llevar todas esas cosas genera un enorme optimismo donde las organizaciones a nivel mundial se pueden conectar entre ellas e incluso conocer inversionistas de todo el mundo que puedan brindar recursos para los proyectos”, explicó la directiva de Estrategia de la MIT Technology Review.

Y uno de los esfuerzos inmediatos en esta área por parte del MITEF México será el lanzamiento de un programa piloto educativo, basado en cursos personalizados en línea para emprendedores quienes podrán formar, en 24 pasos, una startup exitosa.

La idea es que los negocios nacientes reciban una formación personalizada y puedan interactuar directamente con mentores, crecer la red de colaboración entre emprendedores y expertos. Después de México, el MITEF planea lanzar el programa a escala global.

[email protected]

CRÉDITO: 
Julio Sánchez Onofre/Enviado, El Economista