Un mes más de cierre de negocios mataría a 40% de mipymes

Se requiere una política integral fiscal y monetaria para protegerlas. Foto: Especial

Desde hace dos meses, los negocios bajaron sus cortinas por la pandemia del coronavirus, lo que ha generado grandes pérdidas económicas, de empleo y la muerte de cientos de negocios, sobre todo de las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes), lo que puede agravarse más si el confinamiento se extiende un mes más porque 40% de ellos no volverá a abrir, revela la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytur).

Manuel López Campos, presidente de la Confederación, indicó que este 40% de mipymes estaría en grave peligro de no estar en condiciones de reactivarse y participar de la recuperación económica del país, por lo que considera urgente contar con una política integral fiscal y monetaria que proteja el empleo, así como incrementar el vínculo entre las instituciones nacionales e internacionales con la banca de desarrollo y comercial, y fortalecer la relación de colaboración conjunta entre los estados y las empresas.

“En estos tiempos de crisis se deben destinar apoyos fiscales y directos a las empresas para no se cierren y se mantenga el pago de nómina de los trabajadores”, sobre todo las mipymes, que representan 98% de las unidades económicas del país, generan más del 72% del empleo y contribuyen con el 54% del Producto Interno Bruto nacional, acentuó.

Los sectores productivos, resaltó, deben adaptarse a la nueva realidad después de la pandemia, ya que las empresas tendrán que implementar mecanismos de seguridad, prevención y aplicar protocolos sanitarios, lo que obliga a reinventarse, ser más creativos, innovadores e implementar tecnología para la digitalización de procesos, requiriendo de capacitación a todos los niveles operativos y de atención al consumidor.

Aseguró que para enfrentar este reto se requiere de recursos económicos e inversiones que necesitarán de financiamiento o de aportaciones de capital para que las empresas puedan reactivarse de acuerdo a las nuevas condiciones para que se mantengan la planta productiva y en consecuencia su planta laboral.

También es indispensable que la banca de desarrollo incremente su participación para apoyar a las mipymes, se diseñen políticas públicas fiscales y monetarias integrales para ayudar al mejoramiento del entorno para la inversión pública y privadas, y las condiciones del crédito a través de instituciones bancarias.

“Es apremiante que los trámites de las instituciones bancarias sean ágiles, accesibles en plazos y tasas, para el apoyo a las micro, pequeñas y medianas empresas”.

Otra medida indispensable es que en las empresas se fortalezca la relación cliente-proveedor y se recomiende utilizar la herramienta de factoraje como apoyo de las grandes cadenas comerciales para que cuenten con liquidez las micro, pequeñas y medianas que las abastecen.

Asimismo, es necesario impulsar alternativas y nuevos mecanismos financieros en los bancos y conocer más de los productos de créditos que ofrecen las Fintech, las Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (Sofomes), y las oportunidades que se generan en el mercado bursátil, mediante de la emisión de bonos u otros instrumentos.

“En México urge una política fiscal y monetaria acorde a las necesidades actuales ocasionadas por la pandemia del Covid-19 en México, a fin de solventar la crisis, reactivar las cadenas productivas e incrementar la demanda externa de productos nacionales a través de proyectos que genere divisas”, finalizó.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario