Mamá y emprendedora: ¿Cuáles son los retos?

El emprendimiento por si solo es todo un reto, pero cuando se suma el papel de la crianza, el reto se mayor. Foto: Shutterstock

Coordinar las actividades del negocio e hijos, así como empatar tiempos con el equipo y socios, son algunos retos de las mamás emprendedoras.

“Las mujeres tenemos que quitarnos esa idea de que ser mamá nos limita. Ser mamá nos hace crecer, ser responsables, llenarnos de recursos, aprender a administrar el tiempo y dinero, nos da un crecimiento personal. No hay que tener miedo a emprender”, comenta en entrevista Leticia Jiménez, fundadora de Criando Creando, plataforma que ayuda a las mamás a crear su negocio.

En el país, 36.6% de las pequeñas y medianas empresas son de mujeres, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía. Al respecto del Día de la Madre, que se celebra el 10 de mayo, el instituto detalla que más de 35.2 millones de mujeres son mamás, de las cuales 26% trabajan por cuenta propia y sólo 3% son empleadoras.

El emprendimiento por si solo es todo un reto, pero cuando se suma el papel de la crianza, el reto se vuelve mayor.

Jessica Mendoza, cofundadora de Epic Pets, quien inició el negocio hace cuatro años luego de crear un plato para mascotas, se convirtió en mamá un par de años después de emprender y le cambió el panorama en cuanto a tiempo y coordinación con su socia, quien no tiene hijos.

“Mi socia no está viviendo lo mismo que yo, de ser mamá. Es complicado lograr esa empatía de lo que es ser mamá, a pesar de que ella tenga las mejores intenciones”.

Jessica recuerda que antes de la pandemia al equipo le costaba trabajo coordinarse a las distancia, pues ella requería trabajar desde casa para cuidar a sus dos hijos; de tres y año y medio, pero cuando todos se fueron a home office fue más fácil.

Ahora que todo se ha reactivado, coordinar el emprendimiento, el trabajo independiente como diseñadora de interiores y el cuidado de los hijos, se ha vuelto a complicar.

“Cuando me preguntan ¿cómo le haces?, digo no sé. Podría estar en un momento de burnout porque intento estar en todo. Por el momento siento que lo tengo bajo control porque uno de mis hijos va a la escuela”.

Comenta que aprovecha el tiempo en que su hijo está en la escuela y el otro duerme, o la noche para avanzar en el trabajo.

Pilar García, fundadora de LATINA, empresa que comercializa productos para el cabello rizado, y mamá de dos hijos, una niña de 12 años y un niño de 10, comenta que realmente no existe un balance entre emprender y cuidar a los hijos, pero siempre hay que coordinarse para poder salir adelante.

“Siempre la balanza se va para un lado o para el otro. Hay días en que he tenido que dormirme a las 3 o 4 de la mañana, porque tuve un día muy atareado con los hijos, la escuela y no tuve ni un minuto para dedicarle al negocio, y levantarme a las 5:30 porque los niños tienen escuela y hay que preparar el desayuno, el uniforme y lavar ropa, hacer cosas que las mamás hacemos”.

El negocio inició hace tres años, luego de ver que un cabello chino despeinado era mal visto. Para Pilar la etapa más difícil fue durante 2020, cuando diagnosticaron a su hija con diabetes tipo 1 y la pandemia le complicó conseguir insumos con los proveedores.

Consejos

Leticia Jiménez dice que las mamás que desean emprender y no saben en qué, pueden hacer una lista de las cosas que saben hacer y disfrutan. También sugiere apoyarse en la tecnología, las redes sociales, e-commerce y marketplace.

Por último, Jessica menciona que “para todo hay un momento y me gustaría que alguien les dijera las cosas como son, porque es muy fácil decir: ‘emprende y sigue tu sueño’, no quiero decir que no se pueda, pero hay que entender que los tiempos van a cambiar”, por ello les recomienda escoger un emprendimiento en el que pueden tener horarios flexibles y trabajar desde casa.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario