Los cambios del emprendimiento en la era postcovid

Los servicios teledirigidos crecerán. Foto: Especial

Los servicios teledirigidos crecerán y los emprendedores deberán desarrollar nuevas habilidades.

Antes de la pandemia, los emprendimientos se basaban en los modelos de negocios tradicionales: venta de diferentes productos en locales, restaurantes con servicio en el sitio, centros de entretenimientos para pasar un buen rato, entre otros; sin embargo, con la pandemia del Covid-19, se ha observado que muchos de estos modelos ya no son viables o deben modificarse.

“Toda crisis por más negativa que sea, tiene sus áreas de oportunidad porque genera nuevos problemas y éstos deben atenderse, lo que deriva en oportunidades de emprendimiento. En México, el ecosistema que tenemos es bastante sólido en emprendimiento”, explicó en entrevista con El Economista, Marcus Dantus, fundador y CEO de Startup México.

Dantus indicó que para esta nueva era, la tendencia será “teletodo”, los servicios teledirigidos en todos los sectores como el educativo, médico, comercio, entre otros.

Muestra de ello es el sector de entretenimiento en línea que desde la pandemia, su consumo creció hacia los videojuegos y plataformas digitales como Netflix o Spotify, lo que representa un área de oportunidad. Asimismo, el sector salud tiene muchas posibilidades de crecimiento, tanto para la salud física como la mental, por ejemplo en insumos médicos, termografía, sanitización y servicios para combatir el estrés, ansiedad, depresión, entre otros problemas emocionales.

Renovarse o morir

Antes de la pandemia, Raymundo comenzó su negocio de fiestas y planeación de eventos, el cual le rendía muchos frutos, pero con la entrada de la pandemia, tuvo que cerrar. Ese tiempo fuera le permitió reflexionar sobre su modelo de negocios, el cual ya no podía ser el mismo, debía renovarse.

En este sentido, Dantus, indicó que en al ámbito de eventos, viajes y fiestas, también se vislumbra un mayor uso de tecnología, con eventos a distancia que incorporen otros elementos como realidad aumentada o virtual “porque ya nos cansamos de pura teleconferencia, queremos más contacto”.

Raymundo cambió su modelo de negocios y se enfocó en la venta de productos médicos y de protección de la salud, pero está considerando incursionar en los eventos digitales, que aporten una experiencia cercana aunque sea a través de una pantalla. Como él, muchos emprendedores modificaron sus negocios o innovaron.

“Uno de los grandes problemas de las pymes es que no innovan, no se diferencian y por eso no crecen, y esa habilidad de innovar es muy importante actualmente”, indicó el también tiburón de Shark Tank.

Asimismo, los emprendedores de ahora deben reprender y adquirir nuevas habilidades. Lo primero es perder el miedo a todo, tener un propósito claro, saber planear, innovar y enfocarse. A la vez, hay que ser resilientes, auténticos, tener empatía, humildad, buen liderazgo y trabajar para restituir el mundo.

“Debemos tener un sentido mucho más humano”.

Se requiere mayor impulso

Para Dantus, quien ofrece el curso “Atrae y convence inversionistas con Marcus Dantus” en la plataforma de Crehana, el talento de los emprendedores mexicanos es muy alto y hay mucha calidad en los proyectos e innovación. El problema, es que el ecosistema se enfrenta a limitantes como falta de apoyo gubernamental.

“El problema es que ya no le dan mucha importancia al emprendimiento, al menos a nivel federal. Esperemos que esto cambie porque la prosperidad de un país depende del apoyo al emprendimiento y la innovación”, resaltó.

Muestra de ello es que hasta febrero de 2021, solo 3.8% de las empresas había recibido algún apoyo público o privado, revela la Encuesta sobre el Impacto Económico Generado por Covid-19 en las Empresas (ECOVID-IE).

Asimismo, el Global Entrepreneurship Monitor 2020-2021, indicó que la respuesta del gobierno con los pequeñas y medianas empresas durante la pandemia, obtuvo una calificación de 2.9 en una escala del 1 a 10, la segunda más baja de los países participantes, solo por delante de Estados Unidos, que tuvo una calificación de 2.7. En cambio, el sector emprendedor obtuvo una calificación de 6.9, posicionando a México en el lugar 12 de 44 países evaluados.

pandemia-dej-o-emprendeodres

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario