Ingenio y constancia, bases del Vuhl 05

Foto: El Economista/Germán Espinosa

En noviembre, los emprendedores arrancarán la fase de producción

Con la intensidad de un soñador y la disciplina de un hombre de negocios la probabilidad de éxito es inmensa, tal como lo demuestran Guillermo e Íker Echeverría, quienes junto a Alberto Chapa, han creado un vehículo sin precedentes, que con base en ingenio, constancia y creatividad, busca trascender en una industria altamente competitiva: el sector automotriz, y que este martes fue presentado en México, en el marco de la Semana del Emprendedor.

Se trata del Vuhl 05, que más allá de especificaciones técnicas, refleja la perfecta armonía entre pasión y un ferviente deseo de aprender, todo bajo la misma consigna: hacer de la inspiración una rotunda realidad.

Y es que los jóvenes diseñadores industriales, influenciados por el gusto automotriz de su padre, Don Guillermo Echeverría -dedicado a la fabricación de bólidos y a las carreras-, decidieron crear la empresa ETXE Diseño, desde la cual se gestó la idea de un coche que mezclará prestaciones deportivas y utilidad cotidiana, características que el titular del Ejecutivo federal, Enrique Peña Nieto pudo disfrutar durante el lanzamiento.

De la mano de Conacyt, TechBA Detroit y un equipo multidisciplinario, los hermanos Echeverría lograron vencer los desafíos de un presupuesto limitado y un capital humano escaso, lo cual, después de cuatro arduos años de trabajo (2009-2013), les ha permitido cruzar fronteras a bordo del Vuhl 05.

“Un dominó puede tirar un siguiente dominó 50% más grande”, comentó Guillermo Echeverría durante la conferencia magistral: La Experiencia en el Desarrollo y Lanzamiento del Vuhl 05, en referencia a que todo emprendedor necesita rodearse de la gente más calificada para encontrar oportunidades y eventualmente, lograr que éstas lleguen solas.

Pero eso no será posible, señaló Íker Echeverría, si el empresario en ciernes no se apega a un programa definido y sobre todo, si no se atreve a vencer al miedo, tal como ellos lo hicieron, lo cual fue determinante en que su automóvil de 280 caballos de fuerza, alto desempeño y bajo peso, lograra cautivar a Inglaterra en Goodwood, y se encuentre a tres meses de ingresar en la fase de producción.

[email protected]

CRÉDITO: 
Didier Cedillo