Franquicias, oportunidad para emprendedores

Si bien es conocido que el modelo de franquicias no garantiza el éxito, si es cierto que disminuyen los riesgos de fracaso y aumentan la permanencia del negocio en el mercado frente a un negocio independiente.

Comparados con los negocios independientes "las franquicias se consolidan en el segundo año y ocho de cada 10 sobreviven después de su consolidación. Mientras que para los negocios la estadística es al contrario", destacó Alejandro Perdomo Reyes Consultor Senior de franquicias.

"En el caso de las pequeñas y medianas empresas (pymes) pueden tomar como opción el sistema de franquicias si es que desean hacer crecer su negocio o bien pretende entrar en una nueva plaza o consolidar su marca", comentó.

Quizá los propietarios de negocios independientes con sus recursos pueden abrir de cuatro a ocho sucursales, pero bajo el esquema de franquicias estas aperturas se puede multiplicar.

"La ventaja para los empresarios es que realizan estos proyectos sin necesidad de invertir dinero propio para desarrollarlo, pues serán los posibles franquiciatarios quienes pondrán el dinero", expuso el entrevistado.

Ventajas para emprendedores
Otra gran ventaja es que la empresa franquiciante comparte el marketing y la publicidad algo que es muy costoso y complicado para la gente que opera un negocio en forma independiente.

Las franquicias tienen acceso a la economía de escala a diferencias de los negocios independientes, quienes tienen que realizar compras en volúmenes bajos; y las franquicias hacen grandes compras con lo que logran descuentos para los franquiciatarios.

Generalmente un franquiciante serio invierte parte de su presupuesto en investigar y desarrollar nuevos productos o servicios, aspecto que es difícil que realice un negocio independiente.

Las franquicias conservan en manuales de operación la experiencia que han adquirido en varios años de operación.

Para el inversionista contar con estos manuales significa no comenzar desde cero y sí tener una guía que le indique la mejor forma en la que puede operar el negocio.

Sin embargo cuando se trata de los ingresos el dueño de un negocio independiente es quien se queda con las ganancias de su trabajo, en cambio, en las franquicias el propietario de una unidad franquiciada tiene que pagar una cuota de regalías al franquiciante sobres las ventas que realice.
[email protected]

CRÉDITO: 
Omar Becerril