Fondeadora lanza cuenta empresarial para gestionar las finanzas de tu pyme

Las pymes podrán crear tarjetas digitales para cada empleado. Foto: Especial

Administrar la contabilidad y el funcionamiento de las pequeñas y medianas empresas es clave para la continuidad de negocio, por ello Fondeadora lanzó FONDEADORA Negocios, una cuenta empresarial que impulsa a las pymes y trabajadores independientes.

La cuenta permite enviar y recibir transferencias de una forma ágil y administrar inteligentemente los gastos de la empresa, mejorando las necesidades más habituales de la gestión de un negocio como: la creación de usuarios y tarjetas digitales para cada empleado, el etiquetado de movimientos y las notificaciones en tiempo real.

La cuenta no requiere un saldo mínimo ni realizar una cantidad mínima de transacciones al mes. Además, los clientes comienzan a generar rendimientos a una tasa de al menos 5% anual que se paga cada mes con base en su saldo promedio. “Abriendo la cuenta con FONDEADORA Negocios se gana dinero (liquidez) cada mes. En cuanto la plataforma ingresa el dinero, se puede usar de forma inmediata”.

Para abrir una cuenta no se requieren trámites burocráticos; en menos de 48 horas se puede obtener. Además, se cuenta con un periodo de prueba de tres meses, a partir de los cuales se cobra 199 pesos al mes, asimismo, las Personas Físicas con Actividad Empresarial están exentas de comisiones.

Beneficios y soporte

Con esta cuenta empresarial se podrá conocer en segundos en qué áreas hay que poner más atención y se pueden agregar usuarios con permisos personalizados para poder agilizar la operación.

Por otra parte, cuando alguien abre una cuenta tiene acceso a beneficios de más de 40 empresas valorados en más de 100,000 pesos permitiendo fortalecer las estrategias y trabajar mejor en el día a día.

Entre los servicios con ventajas destacan: agencias de marketing, despachos legales y empresas de comunicación. Todo lo que se pueda necesitar para crecer el negocio y tener el capital seguro y a la mano.

“Para dar la mayor tranquilidad y certeza a los usuarios, las cuentas son aperturadas y operadas por una Institución Financiera supervisada por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), que opera bajo los estándares de seguridad más estrictos. Y al no mostrar los números de tarjeta, la fecha, ni los tres dígitos que normalmente se solicitan para realizar compras en línea, las tarjetas físicas son imposibles de clonar”, afirma Melva Rangel, líder de Desarrollo de Negocios de FONDEADORA Negocios.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario