Financiamiento digital vs crédito bancario, ¿qué le conviene a tu startup?

Ambos tienen pros y contras pero dependerá de las necesidades. Foto: Especial

El flujo de efectivo es una de las principales razones de la muerte de una empresa o startups, sobre todo desde que inicio la pandemia que ha matado a millones de empresas en todo el mundo, lo que ha obligado a buscar fuentes de financiación, pero ante las opciones que se tienen, ¿cómo saber cuál es la que conviene más?

Recurrir a un crédito bancario y obtener financiamiento digital, son las opciones más comunes a las que recurren los dueños de startups, encontrando en ambas pros y contras.

Del lado de los créditos bancarios, hay montos fijos y con una tasa fija a un plazo fijo a pagar en parcialidades fijas, lo que obliga a las empresas a endeudarse más de lo que necesitan y por lo tanto, a pagar más intereses de los que deberían. En cambio, con los financiamientos digitales hay más opciones sin tanta rigidez y sin entrar en crisis.

Rodolfo Corcuera CEO & Co-Founder de Higo, explica que las alternativas financieras pueden garantizar que tu empresa siempre tenga liquidez. Por ejemplo, una opción es recurrir a las facturas por cobrar, que permiten tener el recurso cuando los pagos no se han realizad, lo que reduce el riesgo de quiebre.

“Para las empresas en el país es importante contar con una alternativa de financiamiento que les ayude a evitar que la falta de flujo operativo derive en el cierre de las operaciones. Más aún en México, un país en donde la esperanza de vida de las empresas es de entre siete y nueve años en el centro del país, misma que cae hasta cinco años en algunas entidades del interior de la república, según datos del Inegi”, afirmó.

Asimismo, resaltó que es importante mantenerse flexibles y adaptables a los contextos que se generen. Existen productos y servicios que se venden más en determinadas temporadas del año, dependiendo de su giro y de la necesidad que atiendan, razón por la cual los emprendedores deben saber que no existe una fórmula única para gestionar los recursos al interior de su empresa.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario