Falta de equidad en roles familiares limita el emprendimiento de mujeres

Foto: Shutterstock

El cuidado de los hijos y la casa lleva a las mujeres a pausar sus emprendimientos

En México, sólo 36% de los emprendimientos formales son liderados por mujeres, de acuerdo a datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Entre los factores que limitan el emprendimiento se encuentra la falta de financiamiento, la estructura tributaria y el temor al fracaso, pero en el caso de las mujeres, la falta de equidad en los roles familiares cobra particular importancia.

Los usos y costumbres han incitado a que las mujeres se dediquen más a la casa y al cuidado de los hijos que los hombres y que sólo en su tiempo libre se dediquen a hacer algo que les guste o iniciar un negocio. Este bagaje cultural ha hecho que las mujeres no se visualicen como empresarias, destacó en entrevista Ana Victoria García, fundadora de Victoria147.

Además, no existe una repartición justa y equitativa en las labores familiares, no sólo en la pareja, sino en la infraestructura de la sociedad, lo cual orilla a las mujeres a responsabilizarse más por los hijos. Por ejemplo, las guarderías les hablan más a las mamás que a los papás.

Esta situación lleva a las mujeres a disminuir la parte profesional y dejar en segundo término el emprendimiento, “llevarlo más casero en lo que mis hijos crecen”, lo cual es perjudicial para el negocio porque pierde impulso.

Además, uno de los errores que suelen cometer las mujeres al emprender es esperar a que su modelo de negocio sea perfecto para lanzarlo.

“Si lo lanzas a tus términos perfectos, ya vas tarde. Tienes que aprender a vivir de esa imperfección, para que el cliente también te dé sus comentarios y juntos crezcan”.

En el marco del Día Internacional de la Mujer Emprendedora, que se conmemora el 19 de noviembre, Ana Victoria dijo que el día habla de la importancia de alzar la voz, sensibilizar y abrir la conversación sobre los obstáculos que tienen las mujeres al emprender, así como la necesidad de cambiar y transformar el contexto para que las mujeres tengan mayores oportunidades.

Cómo equilibrar vida y trabajo

Las claves para llevar una vida y trabajo saludables, sobre todo ahora que el home office ha cobrado mayor fuerza y los hijos estudian en línea, son la disciplina, estructura, priorizar y sobre todo la calma; “llevar un día a la vez”.

Para Aurora Esquivel, directora de Capacitación y Certificación de la Secretaría de Economía y Trabajo, existen una serie de estrategias que la mujer emprendedora debe seguir para impulsar su negocio, sin perder de vista la parte familiar.

Lo primero que recomienda es definir actividades, tanto en el trabajo como en la casa y establecer horarios. También sugiere capacitarse constantemente, buscar especialistas y crear un equipo de trabajo colaborativo, no intentar hacer todo uno mismo. “Como dueño de tu negocio tu trabajo no es operar, es dirigir, buscar estrategias, alianzas y generar relaciones comerciales”.

Otro consejo que da a las mujeres emprendedoras es conocer el ecosistema en el que se mueve el negocio e ingresar a un organismo civil, que les ayude a orientar y crear alianzas estratégicas.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario