Cómo es emprender en pareja en tiempos de pandemia

Muchos han optado por negocios de comida a domicilio. Foto: Especial

Con el inicio de la pandemia, José Luis fue de los primeros en cerrar su negocio por obligación, ya que al ser un gimnasio, los riesgos de contagios aumentaban al igual que la incertidumbre de que pararía con su economía; sin embargo, encontró una solución para salir adelante en los siguientes meses: vender comida a domicilio en compañía de su esposa.

“Me puse a vender comida, me encanta cocinar así que los fines de semana la venta es de cochinilla pibil que se comenzó a vender entre las clientas y poco a poco se ha corrido la voz”, narró en entrevista con El Economista.

A pesar de que en el pasado mes de septiembre, los gimnasios reanudaron actividades, no se pudieron recuperar satisfactoriamente, lo que se agravó con la nueva entrada en vigor del semáforo dijo el pasado mes de diciembre en la Ciudad de México, obligándolos a cerrar nuevamente sus puertas. A la fecha, son estos centros los que siguen sin poder operar, aunque una estrategia que están realizando es hacer actividades al aire libre.

Como José Luis, cientos de personas han decidido comenzar negocios, ya sea alternos a sus trabajos o como una opción ante el desempleo que se vive por la pandemia, y una de las estrategias que han seguido es hacerlo con sus parejas.

A esta situación se han sumado Rodrigo y Belén, quienes comenzaron también con venta de comida de guisados y tacos, ante el desempleo de Rodrigo y la inestabilidad económica de Belén, quien trabaja en una tienda de ropa.

“No nos podemos quedar así, hay que buscar opciones y más cuando tienes un hijo. Algo que nunca falla es la comida, así que empezamos a preparar guisados y tacos y los vendemos en la colonia, por WhatsApp y hasta por Facebook, no nos ha ido mal y ahí vamos saliendo”, relató Rodrigo.

La venta de comida es una de las categorías mas populares en México. De acuerdo a datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, antes de la pandemia, en el país se tenían registrados casi 1.6 millones de preparadores de comida rápida, de los cuales 57% eran mujeres y 43% hombres.

Lo más popular son: antojitos, tacos, tortas, pizzas, hamburguesas, hot dogs, pollos rostizados, jugos, café, fruta picada, elotes, licuados, entre otros.

Desafortunadamente, en estos meses no se puede obtener cifras concretas, sobre todo porque la mayoría se encuentra en el comercio informal.

Los retos de pareja

Karen es otra nueva emprendedora que en compañía de su esposo, venden muebles pensados para el home office, como escritorios, repisas y libreros, principalmente.

Aunque ambos tienen sus trabajos, optaron por otra alternativa, principalmente por los ajustes de salarios de ambas empresas, además que han sumado deudas por familiares que han tenido Covid-19.

“Ha sido complicado pero ahí vamos, no nos quejamos y como ya llevamos muchos años juntos y no es nuestro primer proyecto financiero, aunque sí de negocio, nos acoplamos bien”.

Lo mismo opina Rodrigo, quien asegura que la clave para salir victorioso es mantener una buena comunicación y ser muy claros en la parte financiera, en la gestión y gastos, ya que ese es uno de los principales detonantes de problemas entre parejas.

Datos del Inegi revelan que los problemas financieros en el hogar son una de las principales causas de divorcio en México. Tan solo en 2016, se dieron 206 divorcios por esta razón.

Otros de los conflictos que se pueden presentar al comenzar negocios en pareja es que los problemas del negocio se pueden trasladar al ámbito familiar/personal, no tomar decisiones objetivas por no generar problemas entre ambos, diferencias de opiniones, asignaciones de tareas, entre otras circunstancias.

Para los nuevos emprendedores, la situación no se les ha complicado, saben mantener una adecuada comunicación y se tienen respeto entre ambos, aunque admiten algunos han tenido peleas pero sin representar una crisis severa.

Tips para emprender con amor

Para que comenzar un negocio o empresa más grande con tu pareja no se vuelva una batalla entre ambos, que incluso pueda terminar con la relación, es importante tomar en cuenta los siguientes consejos:

  1. Alineen la estrategia: aunque tengan diferentes puntos de vista y formas de pensar, es necesario que dejen en claro cuáles son los objetivos del negocio, qué estrategia es la mejor y la forma de trabajar.
  2. Definan límites: es importante que separen los asuntos de la casa de los del trabajo, o de lo contrario, tendrán afectaciones en su vida personal. A la hora de los negocios, son como cualquier persona que trabaja con un compañero de trabajo o socio.
  3. Defina roles: establezcan qué hará cada quien a partir de las fortalezas que tengan. No traten de imponerse en algo que saben no es su fuerte o quieran influenciar en el área de especialidad de la pareja.
  4. Respeto ante todo: no olviden que son personas y como en cualquier entorno, debe existir respeto al hablar, colaborar y negociar. No se trata de ofender, criticar o hacer comentarios por algo personal que no tiene que ver con el trabajo.
  5. Desconéctense: no se dejen envolver completamente por el trabajo. Definan tiempos para desconectarse y dedicarse tiempo entre ustedes sin hablar de negocios, sólo enfóquense en amarse y mimarse.
  6. Distribúyanse las tareas de hogar de forma equitativa: al trabar juntos, es normal que los deberes del hogar puedan quedar en segundo término. Por ello, deben definir qué hará cada quién sin que la otra persona tenga más tareas. No olviden que ante todo son un equipo y deben participar de igual manera.
CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario