Emprendedores proponen al SAT soluciones fiscales

Foto EE: Natalia Gaia

El rol de los emprendedores y las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) en la economía del país es innegable; datos de los Censos Económicos 2014 del Inegi, revelan que 95.4% de los negocios en México son pequeños, mientras que 42.7% tienen cinco o menos años de creación.

Pese a su relevancia, este tipo de actores económicos es de los más desatendidos, las complicaciones que sufren durante su desarrollo son cada vez mayores, por ejemplo en el tema tributario, cuando sus propios proveedores no están dados de alta ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y, por ende, ellos terminan pagando el IVA que se genera de la operación.

Con el objetivo de intercambiar ideas y encontrar soluciones, el pasado 11 de junio de 2015, autoridades del SAT y del Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem) se reunieron con un grupo de emprendedores quienes les presentaron una serie de propuestas para mejorar su experiencia fiscal.

Un asunto que fue prioridad en esta reunión es el relacionado a la devolución del IVA, “esto afecta directamente al flujo de efectivo del emprendedor, el tiempo que tarda en hacerse válido (si es que se logra) es tan amplio que debilita las finanzas de las compañías”, explicó José Villatoro, cofundador de FuckUp Nights, quién estuvo presente en la junta y recordó que una de las propuestas fue que este trámite se hiciera en un máximo de 72 horas.

Otra situación que perjudica el bolsillo de los emprendedores es el pago atrasado de facturas, “las grandes empresas se financian de las pequeñas, las facturas se pagan a 60 y 90 días (…) el problema es que hay que pagar los impuestos antes de recibir el dinero de la compañía”, refirió.

En el tema de administración pública, el empresario que pretende ampliar su plantilla laboral se enfrenta a una serie de trabas que no le dejan más que optar por el outsourcing, y es que las complicaciones de manejar una nómina y otorgarles un seguro médico a los trabajadores son complicadas, “sale más caro tener a un empleado, que pagarle por lo que hace”.

Datos del Inegi revelan que la subcontratación de personal ocupado sigue incrementándose y al 2014 representó 16% del total de la población activa.
Algunas otras iniciativas expuestas por los emprendedores fueron la eliminación o reducción de impuestos que se generan en la exportación, impulsar el comercio electrónico a través de un esquema de exención en IVA, volver a implementar el sistema de suspensión de actividades, ya que declarar en ceros implica gastar en un contador cuando no se tienen los recursos necesarios.


Asimismo, contar con una etapa de validación de tres meses donde las empresas de alto impacto puedan lanzar sus productos al mercado y asegurarse de que sus productos nos aceptados, esto antes de comenzar a pagar impuestos.

“La validación de tres meses ayudaría muchísimo al momento de desarrollar empresas y disminuir su índice de mortalidad”, dijo Villatoro.

Claudio del Conde, CEO de Kichink, quien también estuvo presente en la reunión, propuso crear un esquema tributario dirigido exclusivamente a las pymes y emprendedores y a resolver las “problemáticas que todos enfrentamos”. En contraste, José Villatoro consideró mantener las cosas sencillas y no dividir el sistema, simplemente “hay que nivelar el campo para todos y beneficiar a los contribuyentes en general”.

El titular del Inadem, Enrique Jacob Rocha, dijo que por este tipo de encuentros que buscan facilitar el entorno emprendedor. “Buscamos resolver preocupaciones para quien emprende una nueva actividad. El SAT será una instutución de recaudo fiscal que atienda a emprendedores y los acompañe en procesos desde el inicio de su empresa”.

La puerta quedó abierta para próximos encuentros, así como mesas especializadas en temas como la devolución del IVA y, posiblemente, foros masivos de emprendedores.

[email protected]

CRÉDITO: 
Zyanya López