El emprendedor mexicano necesita aprender a ser empresario: Patricia Armendáriz

Los emprendedores que no enseñan sus números no son sujetos de crédito ni de capital. Foto: Sony

Los emprendedores requieren el poder de la escasez, de la misión, la femineidad, la mentoría y el riesgo para hacer crecer su negocio.

El emprendedor mexicano tiene talento y creatividad, pero le falta educación financiera y conocer sus números para recibir inversión y crecer, destacó en entrevista Patricia Armendáriz, CEO de Financiera Sustentable.

“El emprendedor mexicano, en mi experiencia en Shark Tank, improvisa, no conoce sus números, no lleva sus estados financieros, no constituye una inversión fue factor para lograr que los emprendedores estabilizaran sus finanzas.

En este sentido, los emprendedores que no enseñan sus números no son sujetos de crédito ni de capital, por ello se requiere que pongan sus finanzas en orden y creen un gobierno corporativo. “La semilla principal es que el emprendedor aprenda a ser empresario”.
empresa que aísle su riesgo familiar del riesgo empresarial y no cree en el gobierno corporativo”.

Precisó que en el programa de televisión muchas veces ni el estímulo de
Recientemente la “tiburona” formó parte del concurso Mujer Emprende 2021 del Foro Económico Mundial enfocado a estimular el espíritu emprendedor en la mujer mexicana, donde las mujeres aprendieron a vender su proyecto, conocer su utilidad, gastos, margen bruto, lo cual ayudó a mejorar su pitch.

Pero no solo mejoraron la forma de presentar su producto, también definieron por qué es útil su producto, el costo de venta, utilidades, valuación de empresa y porcentaje de inversión y para qué usarlo.

Esto es ejemplo de que se requiere generar un mundo de emprendedores que salgan a buscar capital y que conozcan sus cifras. Ello ayudaría a generar un ecosistema y un mundo de inversionistas que busquen más oportunidades.

Dijo que se habla mucho de la necesidad de crédito a las pymes, pero si éstas no tienen bien sus números, nunca serán elegibles de crédito. De ahí la importancia del conocimiento financiero.

No hay que empezar con créditos, hay que empezar con capacitación y conocimiento. La transferencia de conocimiento es la única manera de prosperar a largo plazo para un país”, detalló la emprendedora.

Escuela de emprendimiento

Armendáriz es creyente de que si los jóvenes conocen temas de finanzas desde la educación básica, serán financieramente responsables y cuando decidan emprender tendrán el conocimiento necesario, porque cada vez más gente, de diferentes áreas, emprende y requiere conocer sus números, pues “si no es medible, no es mejorable, es como estar manejando un barco sin timón”.

“Necesitaríamos una escuela de emprendimiento, un servicio del estado sería; por ejemplo, hacer una escuela de emprendimiento gratis (…) me encantaría que en la educación (básica) haya una escuela de emprendimiento”.

Durante la presentación de su libro “Alpinista de sueños, los ocho poderes del emprendedor”, en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara señaló que desde su posición como diputada de Morena, buscará que sea obligatorio que las universidades lleven programas de emprendimiento, donde también se enseñe a administrar las finanzas de la empresa y ya se está en pláticas con la Universidad de Guadalajara para una iniciativa que impulse el emprendimiento.

Alpinista de sueños

En su nuevo libro, “Alpinista de sueños”, Armendáriz hace un recorrido por los logros y retos que ha enfrentado, en el ámbito personal y profesional, lo cual la ha llevado a crear Financiera Sustentable, y formar parte de la negociadora del Tratado de Libre Comercio de América del Norte en servicios financieros.

“El libro no solo le habla al emprendimiento, sino que es un análisis económico, histórico de la generación que me tocó vivir, de los episodios importantes del TLCAN, de la crisis de Fobaproa”, destacó.

Al respecto del nombre, dijo que “Alpinista de sueños nace de una definición de un curso de desarrollo personal, donde había que definirse en tres palabras, dije: 'soy escaladora de montañas', eso quiere decir que siempre me pongo una meta hacia arriba hasta que llega”.

En el texto relata ocho poderes que los emprendedores requieren para sacar su negocio adelante, entre los que destacan el poder de los escasez, de la misión, la femineidad, la mentoría y el riesgo.

Sobre todo pasión “porque te vas a encontrar con cientos de miles de obstáculos que son difíciles de manejar y si no estás apasionado por lo que estás haciendo, será más difícil enfrentar los retos”, finalizó Armendáriz.

Whats-App-Image-2021-12-08-at-10-46-48-AM

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario