Dan “manita de gato” a servicios profesionales para el hogar

Foto EE: Natalia Gaia

Mientras depuraba con su socio de tecnología una lista de ideas para emprender un negocio que resolviera problemas reales y comunes de la gente, Matías Recchiaenfrentaba su propia batalla: encontrar las llaves de su casa. Solicitar ayuda al casero o buscar en Google sólo complicaba más las cosas, y todo para que en cuestión de segundos, el cerrajero, tan difícil de encontrar, abriera la puerta de la casa con una simpleza que hacía pensar que cualquiera podía hacerlo.

Ese día Matías Recchia no sólo entró a su casa, también encontró lo que estaba buscando: emprender en un mercado con problemas de eficiencia, debido a la informalidad que hay en el sector; que enfrenta barreras de entrada porque es poco tecnificado y los buenos trabajos no se consiguen fácilmente; y al que, para que el negocio fuera rentable y rápidamente escalable, habría que ofrece al prestador del servicio y al cliente final soluciones viables.

Así surgió Iguanafix, una plataforma en línea que permite hallar y contratar plomeros, electricistas, pintor, carpinteros, entre otros servicios, de forma directa y segura para el hogar o la oficina. El usuario puede incluso solicitar una cotización y en menos de 24 horas recibirá cuatro ofertas. Los trabajos están garantizados, hay seguimiento en la atención al cliente, y los pagos se realizan desde la misma plataforma con tarjeta bancaria, o en efectivo desde cualquier tienda Oxxo.

En México, el mercado de reparaciones y remodelaciones está valuado en 6,500 millones de pesos y es, junto con el brasileño, de los más grandes en América Latina, lo que ha atraído a empresas como la brasileña Doctor Solución.

“Nosotros seleccionamos la base de prestadores de servicios, hay muchos que no son formales, otros que no son cumplidores. Mucho de nuestro trabajo es filtrar eso. Para el cliente final el registro es gratis, para los profesionales la suscripción es de 300 pesos mensuales, pero no se pueden registrar en línea;somos muy exigentes, les pedimos una serie de requerimientos, como que no tengan antecedentes penales, los conocemos en persona, los visitamos en sus casas. Hacemos un trabajo muy fino de selección”, asegura en entrevista Matías Recchia.

La plataforma nació hace dos años en Argentina y se expandió a Brasil, México y Uruguay. Tiene en conjunto una base de 250,000 clientes, y realiza cada mes 10,000 trabajos en Argentina y una cantidad similar en Brasil. En México, con apenas unos meses de operación, da salida a 1,000 solitudes en el Distrito Federal y Estado de México, y la expectativa es que alcance este año el nivel de Argentina y Brasil, una vez que se expandan a más ciudades.

Iguanafix cuenta con 20 colaboradores en Argentina y tres en México, aunque recibe respaldo desde la matriz argentina para la atención a clientes y seguimiento de solicitudes. Su creación fue financiada por inversionistas ángeles, entre ellos Angel Venture México.

Matías asegura que uno de sus grandes atractivos es que pone a competir en igualdad de circunstancias a grandes empresas con profesionistas independientes, ya que su trabajo es calificado por los propios clientes. Dependiendo de la actividad, un profesionista puede realizar hasta cinco trabajos al mes o hasta 80 en el caso de las empresas.

“La cantidad de trabajos varías conforme el tamaño de la empresa y el tipo de profesión. Un pintor podría pasar tres o cuatro día en una casa y termina ganando 10,000 pesos, cuando quizá un electricista o un plomero hace más trabajos al día, pero con tickets de 200 pesos”, indica.

COSQUILLEO EMPRENDEDOR

Matías Recchia es un conocido del ecosistema emprendedor. Nació en Argentina, creció en Venezuela, vivió un Inglaterra y trabajo en Estados Unidos como consultor de McKinsey&Company. Fue CEO de Vostu, una empresa de videojuegos con más de 50 millones de usuarios, buena parte de ellos en Brasil.

En 2013, Matías y Andrés Bernasconi dejaronVostu y se dan a la tarea de crear una nueva empresa. “Muchos dicen ‘me divierte tener esta empresa’, pero nosotros queríamos hacer algo más relevante, que resolviera un problema real, que hiciera eficiente un mercado que es ineficiente. Nos enfocamos mucho en cuál es el negocio, qué problema estamos resolviendo y por qué somos mejores a otras opciones que hay por ahí”.

El empresario argentino considera por último que todos los países cuentan con programas de apoyo al emprendedor, lo que se requiere es tener una buena idea de negocio, que escale rápido y no requiera de mucho dinero para empezar.

[email protected]

acv

CRÉDITO: 
Angélica Pineda / El Empresario