Crédito bancario y capital privado, lo buscado por pymes

Para el 50% de los emprendedores las necesidades de capital crecieron durante la pandemia. Foto: Especial

Se incrementó la demanda por capital privado como incubadoras, aceleradoras y fondos de capital semilla.

Ante la crisis generada por la pandemia del Covid-19, los emprendedores y líderes de pequeñas y medianas empresas (pymes), tuvieron que recurrir a estrategias para mantener su empresa a flote, ya sea innovando en la estrategia o modelo del negocio, o buscar financiamiento.

En estos 19 meses de crisis, para más del 50% de los emprendedores, las necesidades de capital crecieron por lo que buscaron financiamiento a través de créditos bancarios (41%), seguido de fondos de capital privado (18%) y proveedores (18%), revela el estudio “Negocios y Dinero: Panorama del acceso al capital para Pymes en México”, elaborado por la aceleradora y fondo de capital emprendedor WORTEV y la Asociación de Emprendedores de México.

Denis Yris, director general de WORTEV, declaró que si bien los bancos siguen teniendo la relevancia para obtener financiamiento, los fondos de capital privado están subiendo en los peldaños de interés, lo que demuestra un panorama alentador para las empresas mexicanas.

“En los últimos meses vemos más y más unicornios mexicanos, debido a que fondos extranjeros han puesto los ojos en México y valorado los modelos de negocios del país”, dijo durante la presentación del estudio.

Al hablar de financiamiento no bancario, 51% de los emprendedores piensa en fondos de capital privado, de los cuales 25% acude a incubadoras, aceleradoras, fondos de capital semilla, angel venture, angel investor o company builder, mientras que 13% prefiere amigos y familia, y 8% los programas públicos. Una de las opciones relativamente nuevas como el crowdfunding, es la que menor atención tiene, ya que solo 0.99% de los emprendedores la prefiere.

De quienes acceden al fondo privado, 61% obtiene de 500,000 a 50 millones de pesos, lo que refleja que los solicitantes se encuentran en una etapa temprana que requieren de capital presemilla y semilla. Otro 34% adquiere de 50,000 a 50,000 pesos, generalmente para las empresas en etapa de incubación, y solo 5% obtiene más de 50 millones de pesos, para quienes están consolidación.

Bancos, los reyes

Si bien la opción de capital privado va creciendo, los bancos mantienen la corona como financiadores a través de créditos.

A marzo del 2021, el saldo de la cartera empresarial total de créditos a empresas grandes y pymes sin incluir fideicomisos, sumaron 2,317 miles de millones de pesos, que representan 54% del crédito al sector privado, revelan datos del reporte Indicadores Básicos de Créditos a las Pequeñas y Medianas Empresas, elaborado por el Banco de México.

La cartera total de crédito otorgada a pymes fue de 588.2 miles de créditos, unos 425.1 miles de millones de pesos para más de 343,000 empresas, que acudieron principalmente a tres bancos: BBVA, Banregio y Banorte, que conforman el 51.9% por ciento.

Sobre las tasas de interés más bajas para líneas de crédito no revolvente, destacan Citibanamex con 8.1%, Mifel con 8.3% y Scotiabank con 8.5 por ciento.

Para qué financiar

Al analizar las razones por las que los emprendedores buscan financiamiento, se encontró que 19% lo hace para expandir su negocio, mientras que otro 19% busca mejorar el servicio al cliente y la calidad, 18% aumentar la producción o mejorar la parte logística, 17% comprar nuevas tecnologías y 12% para atraer y retener al mejor talento.

Una vez que se obtuvo el monto deseado y se aplicó a los objetivos de la empresa, 22% observó que su productividad y rentabilidad mejoraron, y 19% vio una mejoría en las ventas. Para el 18% esto les permitió sobrevivir a la pandemia.

Sin embargo, aunque la demanda por los financiamientos privados aumentó, aún hay retos que vencer para acceder, siendo el primero la alta petición de altos porcentajes de participación accionaria con 25%, seguido de la poca tolerancia al riesgo de los inversionistas con 15%, falta o escasa información sobre herramientas financieras con 15% y los requisitos financieros con estándares muy altos con 13 por ciento.

A nivel interno, el principal desafío es la mala estrategia de comunicación y marketing con 20% y la falta de conocimiento sobre herramientas financieras con 20%, así como un débil control administrativo, gestión empresarial con 13% y el miedo a no pagar con otro 13 por ciento.

photo5116470952497097103

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario