La comunidad que fomenta el emprendimiento creativo

NOMADX surgió en el 2015 y tiene un método creativo avalado por la Secretaría de Economía e Inadem. Foto: Cortesía

En los últimos años se ha hablado de la necesidad de impulsar el emprendimiento y cuando se piensa en proyectos llegan a la mente temas de innovación, tecnología y finanzas, pero también existe el emprendimiento creativo, el cual requiere mayor apoyo.

El emprendimiento creativo es cualquier proyecto que inicia por la inspiración y en ella se encuentran disciplinas como arquitectura, literatura, música, gastronomía, diseño, contenido, marketing y programación.

Para apoyar este tipo de emprendimiento, Daniel Osuna creó el movimiento NOMADX, que busca conectar a los creativos de las diferentes áreas para que en conjunto impulsen el talento y comercialicen sus proyectos.

“Un error común en este mundo creativo es que no se toma en serio a los diseñadores, artistas o músicos, su trabajo no es apreciado y valorado correctamente, tanto monetariamente como en el esfuerzo que realizan”, dice en entrevista a El Economista Rodrigo Loza, quien forma parte del equipo de marketing y comunicación de NOMADX.

¿Cómo ayuda?

En este sentido, el movimiento empodera a las personas para que formen su propia empresa, por ejemplo, un diseñador web se convierte en su propia pyme, y se tiene que tratar como tal, desde cuánto cobra por cada trabajo hasta la relación con los clientes.

NOMADX se creó en el 2015 en Monterrey y cuenta con un método creativo avalado por la Secretaría de Economía y el Instituto Nacional del Emprendedor. El modelo consiste en una comunidad de embajadores que han logrado emprender con éxito y a partir de sus experiencias y desaciertos guían a los nuevos emprendedores.

El movimiento realiza diversos eventos: conciertos, explosiones de arte y área de skate, donde se promueve el trabajo de los creativos, lugares donde muchos consiguen comercializar su trabajo.

“Nosotros somos una asociación civil, casi todo lo que ganamos es para cubrir costos de producción del evento, subsistimos por medio de donativos”, menciona Loza y agrega que la comunidad NOMADX no cobra, sólo se le cubren gastos de viáticos.

Incluso, son los mismos embajadores quienes realizan enlace con instituciones u organismos gubernamentales para hacer posible los eventos.

Fomentando relaciones

NOMADX también cuenta con una página web, donde los artistas pueden crear su perfil, compartir su trabajo y conectar con expertos que les ayuden en su negocio, porque “una gira musical no lo es todo, estar en el escenario sólo es 10% del trabajo, el resto es estar en la computadora, checar horarios y cotizar”.

Además, los artistas se conectan con otros emprendedores para impulsar su proyecto, por ejemplo, un músico puede relacionarse con un fotógrafo, técnico en audio o programador para su página web.

Loza detalla que la particularidad que ha visto en estos emprendedores es que se animaron a hacer lo que les gusta y dejaron a un lado el trabajar en una oficina. “Disciplina, perseverancia y responsabilidad son los valores de los artistas, porque si no haces algo no te vas a dar a conocer”.

[email protected]

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario