Cómo ser mamá y emprendedora en tiempos de pandemia

Foto: Especial

Llevar una vida de emprendimiento en confinamiento y no descuidar ni el negocio ni la familia requiere: paciencia, tranquilidad, organización y definir prioridades.

Emprender no es fácil, menos en tiempo de pandemia. Para las mujeres ha sido todo un reto, al tener que dividirse entre empresa y familia.

Aunque la pandemia de Covid-19 trajo algunos beneficios para los trabajadores, como el laborar desde casa y poder administrar el tiempo, para las mujeres el home office ha sido complicado, pues ahora el esposo trabaja desde casa y los hijos toman clases en línea.

Lo mismo ha pasado con las mujeres que tienen un negocio, de acuerdo con María Fernanda Pérez, emprendedora y creadora del bazar Mamá Pata de Perro, el emprender en pandemia ha tenido altibajo.

Al inicio fue complicado, por la incertidumbre que se vivía en el país ya que “no solo son sustento principal de su familia, sino el sustento de otras familias… Fue un tema de incertidumbre y mantener salarios”.

Las emprendedoras que tenían locales fijos tuvieron que cerrar por indicaciones del gobierno y seguir manteniendo salarios, destacó María Fernanda. Después llegó el momento de reinventarse, de subirse al comercio electrónico.

“Las que estaban con locales fijos dando clases comenzaron a darlas por plataformas digitales, por Zoom, las emprendedoras de producto, al cerrar sus locales se enfocaron en vender en Internet y crear campañas publicitarias por redes sociales y grupos privados de mamás”, mencionó María Fernanda.

La pandemia también ha sido un motivante para emprender, porque ante los despidos y recorte de sueldos, las mamás han buscado un nuevo ingreso. “Se vieron forzadas a reinventarse y aprender cosas nuevas, a salir de su firma de confort”. Ahora, con el nuevo cierre de negocios no esenciales, regresa la incertidumbre, pues muchas empresas esperaban recuperar ventas en temporada decembrina.

Emprender desde casa

El trabajar desde casa fue una complicación para las mamás emprendedoras porque impactó en la parte emocional y física. De acuerdo al estudio “El impacto del Covid-19 en las mujeres que trabajan”, realizado por Delloite, el 82% de las mujeres encuestadas dijo que su vida se ha visto afectadas negativamente por la pandemia, señalando impactos negativos en el bienestar físico y mental, así como en el equilibrio entre el trabajo y la vida personal.

Si bien, los papás ahora trabajan desde la casa, la realidad es que la flexibilidad en el horario no siempre se da, pues requieren dedicar más horas y a veces la mamá emprendedora tiene mayor flexibilidad al definir su propio horario y organizar lo mejor posible sus tiempos y así atender el negocio, conectar a los niños a clases en línea y cuidar de la casa.

Ana Victoria García, fundadora de Victoria147 dijo que las labores del hogar deben hacerse en equipo, pues la falta de equidad en los roles familiares lleva a las mujeres a dejar en segundo término el emprendimiento, “llevarlo más casero en lo que mis hijos crecen”, lo cual es perjudicial para el negocio porque pierde impulso.

Tecnología y redes sociales Las emprendedoras se han impulsado en la tecnología para aumentar ventas, María Fernanda dice que las redes sociales son uno de los principales canales de ventas de las mamás emprendedoras, principalmente los grupos privados de mamá.

“Muchas mamás, desde antes de la pandemia nos movíamos en grupos privados en redes sociales, sobre todo Facebook, ahí hay oportunidad de venta y generas conexión entre mamás”, mencionó la emprendedora.

Precisó que para hacer crecer el negocio en tiempos de pandemia, los bazares virtuales son una opción, que ofrecen ventajas como el no tener que trasladarse, no invertir en publicidad o en un stand y poder comprar desde casa a través de la plataforma. “Hay ahorros económico y además se cuida la salud porque no se tienen aglomeraciones”.

Consejos

Para llevar una vida de emprendimiento en confinamiento y no descuidar ni el negocio ni la casa, se requiere: paciencia, tranquilidad, organización y definir prioridades, sobre todo si eres emprendedora y además trabajas en oficina.

Las emprendedoras que han llevado una vida de emprendimiento y en familia en armonía recomiendan hacer una lista de prioridades y definir horarios, tanto para los hijos como para la empresa, también aconsejan tener presente que si no se cumple no pasa nada, pero si definir una rutina y sobre todo buscar capacitarse, para reforzar las áreas en las que se es más débil.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario