Cómo convertirte en unicornio: Kavak, Clip, Bitso y Cornershop comparten sus consejos

Lo más importante es rodearte de personas con la misma misión. Foto: Especial

En el último año, México vio nacer a cuatro unicornios, esas empresas que tienen un alto potencial y visión innovadora y que han logrado una valuación de 1,000 millones de dólares. Dichas empresas: Clip, Kavak, Bitso y Konfío, son las empresas que gracias a su propuesta y dedicación hoy son líderes en México y con importante presencia en el mundo.

En el mundo, se registran más de 900 unicornios, que suman más de 3 billones de doláres y se ubican principalmente en Estados Unidos, seguido de China. Por ello, la importancia de que en México sigan naciendo unicornios que revolucionen la industria, pero ¿cómo lograrlo?

“No hay un camino, todas las empresas son distintas. A nosotros nos funcionó ser tercos en lo que hacíamos y combinándolo con un poco de suerte”, explicó Pablo González, cofundador y chief design officer de Bitso, durante la cuarta edición de la Cumbre de Emprendedores de la Asociación de Emprendedores de México (Asem).

En este sentido coincidió Loreanne García, cofundadora y chief people officer de Kavak, quien resaltó que dependerá de la oportunidad que se tenga enfrente y de la forma de trabajar, tanto de líderes como del equipo de trabajo. Para la empresa de ventas de autos usados, la clave fue la forma de concebir el mercado al que se dirigían, es decir, al ser los autos un mercado grande, observaron una cancha importante para crecer y pensaron en grande.

Asimismo, un secreto es que no se enfocaban en crear un producto, sino en atender una necesidad: el cómo mejorar la experiencia al comprar o vender un auto usado, uno de los mayores tabúes en el sector comercial, y qué más podían ofrecer para hacerlo diferente a los demás.

Otro elemento importante para convertirse en un unicornio radica en el financiamiento y la capacidad para acceder al mismo, aunque esto también se convierte en un desafío, sobre todo por la región en donde se sitúe la empresa.

Ante esto, Daniel Undurraga, cofundador y CEO de Cornershop, también unicornio originario de Chile, mencionó que afortunadamente el solicitar capital se ha vuelto más sencillo porque más fondos están llegando a América Latina con montos altos, que permiten impulsar el negocio y acceder, posteriormente a nuevas rondas de inversión.

Adolfo Babatz, cofundador y CEO de Clip, indicó que esta situación la vivió con su primera ronda de inversión, que no fue sencillo, pero que a partir de las mismas, las siguientes rondas fueron tuvieron mejor acceso. Cuando comenzó, hace 10 años, la misión era “titánica", porque habían muchos fondos “leoninos” que imponían condiciones ridículas para acceder, algo que ahora ha evolucionado.

De igual manera, resaltó que aunque las condiciones han mejorado, el tener más capital no significa que todas las empresas puedan recibirlo, además que no se vuelve más sencillo para quienes ya consiguieron una ronda de inversión. Se trata de otros factores como el potencial de crecimiento y el trabajo que implica convencer a los inversionistas, un proceso en el que muchas empresas se quedan.

A pesar de todos los elementos que influyen en el nacimiento de un unicornio, los líderes de los nuevos unicornios, coinciden que el principal factor, sin importar el sector de la empresa ni el público al que se dirijan, indudablemente es rodearse un equipo que tenga un mismo sueño, saber elegir al mejor talento y enfocarse siempre en ellos dándole una mejor experiencia en todos los sentidos.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario