Cómo afecta a las pymes la ley de outsourcing

Es vital exigir a los proveedores la constancia de que los empleados están registrados en el IMSS. Foto: Shutterstock

Deberán asegurarse que los proveedores tengan a sus empleados registrados ante el IMSS

Con la aprobación de las reformas a la ley de outsourcing, que prohíbe a las organizaciones contratar personal a través de empresas terciarias y que entró en vigor el sábado 24 de abril, las pequeñas y medianas empresas (pymes) podrían estar en desventaja si no se aseguran de que sus proveedores contraten directamente a sus empleados, ¿por qué?

De acuerdo con la ley, las empresas podrán seguir recurriendo a la subcontratación si el personal no es parte del objeto social, por ejemplo los servicios de limpieza para oficinas o de seguridad; sin embargo, si esas personas no son contratadas directamente por su organización, la pyme podría pagar multas por ser obligado solidario.

“Como empresa, te vuelves obligado solidario. La ley del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) te marca que te vuelves obligado de aquellos que te prestan servicio y por eso es importante identificar que tienen seguridad social, porque aunque trabajan para ti por outsourcing, te puede causar un problema laboral como el pago por la omisión que haya hecho su patrón”, explicó en entrevista con El Economista, Armando Gutiérrez, director de Gutiérrez Cervantes Contadores.

Por ello, es vital que las pymes exijan a todos sus proveedores, la constancia mensual o cada vez que se requiera contar con sus servicios, de que los empleados involucrados están registrados ante el IMSS o de lo contrario, pueden pagar un alto costo económico.

Gutiérrez indicó que en general las empresas que incumplan con la norma, podrían pagar hasta 500,000 pesos si son recurrentes. En caso de que la pyme no se haya asegurado que sus proveedores cumplan con ello, se estima que el monto será inferior. Será hasta la emisión oficial de la norma cuando se podrán conocer con certeza los montos de las multas, aunque de momento se contempla un pago de 20 a 350 veces el valor de la Unidad de Medida y Actualización.

Sin mayores daños a pymes

Ante la prohibición de la subcontratación, diferentes sectores se han manifestado en contra, ya que consideran sería una afectación severa, sobre todo para las pymes que son las de menores recursos.

Ejemplo de ello es la Cámara de la Industria de Transformación de Nuevo León, cuyo presidente Rodrigo Fernández Martínez, manifestó que será una enorme carga para las pymes con menos de 10 empleados por tener que asegurarse que las empresas de proveedores estén al día en sus cuotas, lo que se sumará a otros trámites que deben hacer.

Si bien representa un desafío, lo complicado es el inicio mientras se logra una adecuada la gestión entre empresas y proveedores. Además, si son proveedores recurrentes, cuya empresa origen también es una pyme o micro, el proceso será más sencillo. El mayor problema con la ley, resalta Gutiérrez, será no dar de alta a los empleados base, lo que afectará más a las empresas grandes.

“Normalmente la pyme tiene su registro patronal de tres o cuatro empleados con su seguro social y esta nueva regulación va a perjudicar, del lado económico, a las empresas grandes, quienes pagan menor seguro social, afectando así al empleado, por ejemplo, al solicitar un crédito Infonavit y con el propio seguro social”, finalizó.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario