Comercio, servicios y turismo registran pérdidas de 669,105 mdp

Se perderían 1 millón de empleos en todos los sectores. Foto: El Economista

Desde el 17 de marzo que comenzó el cierre de negocios por la pandemia del coronavirus, los sectores de comercio, servicios y turismo han registrado pérdidas mayores a 669,105 millones de pesos, informó la Confederación de Cámaras de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytur).

José Manuel López Campos, presidente de la confederación, explicó que es urgente la reapertura de las empresas para reactivar la economía y salvar todos los empleos posibles, ya que la crisis ha desaparecido millones de empleos de todos los sectores, especialmente en sectores de comercio, servicios y turismo.

“Se prevé que la pandemia del Covid-19 dejaría sin empleo formal a más de 1 millón de personas, además de pérdidas económicas al 90% de las empresas, muchísimos negocios, principalmente los micro, pequeños y medianos, si no reciben apoyos no tendrán la capacidad para sostener su planta laboral ni abrir de nuevo después de este largo periodo sin ingresos”, anotó. 

Lo necesario para recuperar los empleos formales, indicó, es la pronta reapertura de empresas y negocios, cumpliendo siempre con los protocolos sanitarios y condiciones de seguridad para los empleados y clientes.

“Las empresas y los negocios necesitan empezar a funcionar, y para ello tienen el compromiso de respetar y aplicar las medidas sanitarias recomendadas por las autoridades para salvaguardar la salud de clientes y trabajadores”.
 
Para contrarrestar la crisis económica actual se requiere de financiamiento para la inversión en inventarios, capital de trabajo y la adaptación de los establecimientos a los nuevos modelos de negocio con los cambios que se necesitarán después del coronavirus, con una hoja de ruta orientada a la productividad. 
 
Asimismo, subrayó la importancia de mantener la coordinación entre autoridades e iniciativa privada para analizar las opciones de apertura de los negocios, pues no se pueden tomar decisiones unilateralmente, sin involucrar a los afectados directamente, tanto a empresarios como a sus trabajadores.
 
Si bien en algunas zonas del país, principalmente en el sureste, el gobierno federal realiza obras de infraestructura que generarán empleos, no se puede considerar esa acción como una solución a la crisis en el largo plazo porque los trabajos serán temporales, y de no reactivarse las empresas con empleos permanentes productivos, esa medida solo será un paliativo y posteriormente se vivirá una situación más crítica.
 
“Las obras públicas son buenas, incentivan el mercado interno, pero no son una solución a las necesidades de crecimiento para el desarrollo económico, ya que al concluirse éstas se acaba la cadena de proveeduría de esas inversiones y la ocupación de mano de obra”.
 
Sostuvo que para lograr a un menor plazo para la recuperación se necesita generar condiciones favorables para atraer inversión privada, nacional y extranjera, por ello la próxima implementación del Tratado México, Estados Unidos, Canadá (T-MEC) será una gran oportunidad.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario