Las claves para atraer inversionistas en la primera fase de tu startup

Hay elementos que toman en cuenta más allá de tu modelo de negocio. Foto: Especial

Estás en la primera fase de tu startup, tienes un equipo muy talentoso y están listos para crecer, pero ¿cómo harás que los inversionistas se fijen en ti? Ese no es un camino sencillo pero que puede lograrse conociendo los puntos clave.

Una de estas claves es la confianza que tienen los inversionistas en los emprendedores que la conforman. Va más allá de un modelo de negocios o un buen pitch que, sin dejar de ser relevantes, existen otras razones por las un inversionista apuesta en gran medida por una start up.

La confianza del inversionista se puede dividir en dos cosas: confianza en la oportunidad de mercado (es decir, que el problema que está tratando de resolver la compañía es real y que el mercado es lo suficientemente grande y la confianza en el equipo (que tenga lo necesario para aprovechar esa oportunidad y de que sepas que lo va a conseguir no importa qué),

“Invertimos en el jinete más que en el caballo”, afirman Jorge González e Israel Cerda del fondo de inversión de seed capital G2 Momentum Capital.

Sin embargo, existen diferencias al respecto de la confianza cuando una startup se encuentra en etapa temprana y en una etapa mucho más avanzada. Por ejemplo, si una compañía se encuentre en etapa de aceleración, debería de contar con un producto ya probado en el mercado, usuarios, clientes que pagan y por ende, generan ingresos y un equipo que ha logrado todo lo anterior.

Eso significa que tiene datos históricos tanto cuantitativos como cualitativos para respaldar sus afirmaciones Puede proporcionar respuestas creíbles a preguntas como:

  • ¿Cuál es el costo de adquisición de un cliente?
  • ¿Cuánto están dispuestos a pagar?
  • ¿Qué tan grande es el mercado?

Los datos reales superan a todos los análisis de escenarios que existen. Si tiene clientes que pagan, eso es prueba, y la prueba genera confianza. Por supuesto, el inversionista aún todavía tiene que confiar en el CEO y en el equipo, pero es relativamente fácil convencer a los inversores sobre el negocio porque tiene datos reales.

Cuando una compañía está en etapa temprana la situación cambia completamente, probablemente tiene una versión beta del producto, no necesariamente tiene usuarios y probablemente no tiene clientes que paguen por él.

Sus datos de rendimiento son pocos o nulos y todo se tratará de proyecciones, es decir, por lo usual los emprendedores hablan con suposiciones, hipótesis sin comprobar porque probablemente aún no haya pruebas relevantes en el mercado que desean participar. Los datos se vuelven de índole cualitativo, en donde (por poner un número) 80% se trata del equipo y 20% del negocio.

Consigue la confianza de inversionistas

Se pueden considerar dos tipos de inversionistas en etapas iniciales, los que ya conoces y el resto.

“Por lo usual, en estas primeras etapas tus amigos o familiares se convertirán en tus primeros inversionistas (por que confían en ti y si no lo hacen es porque la idea de negocio que tienes en mente no es la mejor idea). El resto lo conforman aquellos inversionistas que tienen un perfil mucho más profesional y que se dedican a invertir en las primeras etapas”, explican los especialistas.

Por ello, deberás ganarte su confianza siguiendo las siguientes recomendaciones:

  • Crea un pitch deck que resuelva los temas importantes de la etapa
  • Ten un gran equipo
  • Dedícate 100% a tu proyecto
  • Estudia a tu mercado

“Crear una estrategia de levantamiento de capital no es una tarea sencilla, requiere del acompañamiento de un experto que sepa implementar una adecuada para las necesidades de tu compañía, garantizar que tus números sean correctos y que tenga vinculación con los fondos de inversión adecuados para tus próximas rondas”, finalizan.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario