Círculo de Belleza, el marketplace para las estéticas

Maribel Dominguez, fundadora de la plataforma digital mexicana, Círculo de Belleza. Foto EE: Fernando Villa del Ángel.

En el 2012 Maribel Dominguez notó una brecha entre las pequeñas estéricas y la distribución de productos de grandes marcas, por ello le propuso a L’Oréal crear una plataforma digital para llegar a ese mercado. Sin embargo, la compañía rechazó su idea porque en ese entonces el e-commerce era prácticamente desconocido en México.

El tiempo le dio la razón a Maribel y siete años después, en septiembre del 2019, L’Oréal decidió otorgarle el visto bueno a la iniciativa y así, en un mes, nació Círculo de Belleza, un modelo de negocio enfocado en el marketplace para que las empresas aprovechen las ventas a través de internet.

Sin embargo, Maribel quería ir más allá, no sólo tener al líder del mercado, el objetivo era que Círculo de Belleza se convirtiera en la casa de muchas más marcas de renombre, como: Aldaparf, Wella, Redken y Schwarzkopf.

La plataforma comenzó a operar en mayo del 2020, a sólo dos meses de haberse decretado el distanciamiento social para mitigar los contagios de Covid-19. Esto no fue un impedimento para Círculo de Belleza ya que la pandemia fue el empujón que necesitaba.

En México, el comercio electrónico aumentó 81% tan sólo en el 2020, según la Asociación Mexicana de Ventas Online (AMVO). Esto lo convirtió en una forma de sobrevivir para las marcas y todo tipo de negocios.

Pero la clave del éxito de Círculo de Belleza no sólo se debe al boom del e-commerce. Para la plataforma no importa el tamaño de la estética, todos son clientes. De esta manera ofrecen distintos métodos de pago, ya sea por tarjetas, transferencias o en efectivo.

Un estilista puede registrarse a su negocio a través del sitio, agregar al carrito los productos que desea adquirir y en cuestión de días serán suyos.

Asimismo, la atención personalizada ha jugado un papel importante en el crecimiento de su portafolio. “El negocio no está en hacer nuevos clientes, sino que los clientes sigan comprando con nosotros”, dijo la fundadora de Círculo de Belleza en entrevista con El Economista. “Los clientes agradecen el servicio y dicen que somos muy atentos”, agregó.

El siguiente paso; conquistar al mercado internacional

La plataforma realiza entregas a todos los estados de la República y cuenta con más de 3,200 registros de clientes en su sitio web, lo que la llevó a alcanzar una facturación de 1.5 millones de pesos en el 2020. Para el 2021, Maribel Dominguez estima llegar a los 10 millones de pesos.

El siguiente paso para Círculo de Belleza es expandirse a otros países, con una gran posibilidad de comenzar en Colombia porque tiene una cultura muy similar a la de México. Además, una de sus socias, Natalia Uribe, facilitaría el proceso ya que vive ahí.

Actualmente nueve personas conforman el equipo de Círculo de Belleza, pero la idea es crecer el doble en seis meses, no sólo para sostener a más clientes sino para atender otras necesidades. ¿Cuáles son sus objetivos en el corto plazo?

En las estéticas hay constante movimiento de empleados “y esta es una oportunidad para agregar una bolsa de trabajo en la plataforma, completamente dedicada al sector de belleza”, comentó la entrevistada.

Su otra meta es utilizar la tecnología para ayudar a los profesionales de belleza a mejorar mediante apoyos administrativos y educativos.

“Hoy sólo somos un aliado comercial; ¿cómo nos pueden ver como un aliado de su negocio completo?”, se cuestionó Maribel. Entre los planes de la plataforma digital está enseñarles a los estilistas las tendencias y nuevas técnicas a través de talleres digitales. “Todo utilizando tecnología. No planeamos abrir tiendas físicas ni una academia presencial”, dijo.

“Que no importe el género en los negocios”

Considerada como una de las 30 promesas de Forbes en el mundo de los negocios mexicanos, Maribel Dominguez se siente orgullosa de ser un ejemplo para las mujeres emprendedoras.

“¿Por qué es sorprendente ver a una mujer joven detrás de un negocio? Yo puedo ser mamá, tengo mi negocio, tengo mi vida.”

Sin embargo, para ella lo más importante es no dejar que el género defina lo que uno hace en el mundo de los negocios. “Celebro que cada vez más empresas buscan la igualdad de género. Son las iniciativas que hoy se necesitan para que se apoye más a las mujeres, y así, en un futuro no sea ‘la mujer emprendedora’ o ‘el hombre emprendedor’. Somos iguales todos.”

CRÉDITO: 
Anne Delgado