Cinépolis apoya a emprendedores

Cinépolis arrancó un programa de aceleración para startups enfocadas en la industria del entretenimiento. Foto: Cortesía

Cinépolis Accelerator recibió más de 500 solicitudes que el comité de innovación del corporativo analizó para poder seleccionar a las siete startups que hoy forman parte de la cuarta generación de la aceleradora.

Tres están enfocadas en alimentos saludables: Totolines (México), Chía Mía (México), UAU Snacks (Colombia) y cuatro en tecnología: Debmedia (Argentina), Decidata (México), Wabisabi (México) y Pricing (Chile).

“Mejoramos el modelo que cumple cuatro años. El ecosistema ha mejorado mucho durante este tiempo; mayor sofisticación de las startups, fondos y varias cosas nuevas”, señaló en entrevista con El Economista, Gustavo Huerta, director de BlueBox (aceleradora e incubadora), que trabaja al lado de Cinépolis.

La cadena de cine arrancó con SeedCamp, un programa de aceleración de negocios en América Latina para startups enfocadas en la industria del entretenimiento digital.

“Con las características que tiene Cinépolis nos obligó a trabajar con startups más avanzadas, que ya están en el mercado con un producto o un servicio y que están listas para ser implementadas y nació Cinépolis Accelerator”, agregó.

La cuarta generación de Cinépolis Accelerator ya comenzó y durante cuatro meses trabajarán con pilotos que se realizarán dentro del corporativo que ofrecerá su infraestructura a emprendedores que buscan validar sus propuestas en donde el beneficio es capitalizable en ambas partes.

“Por parte del corporativo va desde la atracción de talento hasta la identificación de oportunidades de negocio, incluyendo mejoras en los procesos y mayor fluidez en la solución de problemas; mientras que el emprendedor puede obtener mayor crecimiento en ingresos y colaboradores, así como mayores oportunidades de inversión en capital y deuda”, informó la empresa.

Sobre la elección de Totolines, Chía Mía y UAU Snacks (Colombia), Gustavo Huerta comentó:

“Es sabido que en el cine se venden más palomitas que boletos; el negocio de la dulcería de Cinépolis es muy poderoso, pero tiene el reto de lo healt y con su presencia en varios países como Estados Unidos, donde su mercado es exigente con el tema saludable, Cinépolis tiene el reto de integrar a su portafolio estos productos así y tal vez más exóticos que una palomita light o baja en sal”.

Respecto a las cuatro empresas con base tecnológica: Debmedia, Decidata, Wabisabi y Pricing “son diferentes, pero podría decirte que son cosas que pueden ayudar al cine con empresas que pueden añadir tecnología en los procesos. Por ejemplo, predicción de precios en tiempo real por si llovió, hay una manifestación o la gente va pasando y ofrecer un precio que al final del día beneficiará a la persona que va al cine”.

Gustavo Huerta aseguró que 82% de los emprendedores que han pasado por el programa siguen vivos.

“Es un dato que nos da tranquilidad de que hacemos las cosas bien, ya que es muy alto para un acelerador. Son empresas que siguen vivas y 100% ha recibido ronda de capital semilla o de inversión. En conjunto, estas empresas ya facturan más de 100 millones de pesos anualmente”, concluyó.

[email protected]

CRÉDITO: 
Vicente Gutiérrez / El Economista