Capacitar a restauranteros, objetivo de AMR

El nuevo presidente de la AMR, Carlos Roberts, busca hacer crecer al sector. Foto: Pexels

El sector restaurantero en México es de los más importantes para la economía, ya que es de los principales generadores de empleo y es responsable del 2% del Producto Interno Bruto (PIB) por lo que es importante seguir impulsándolo, afirmó el nuevo presidente de la Asociación Mexicana de Restauranteros (AMR), Carlos Roberts.

En entrevista a El Economista, Roberts destacó que los restaurantes son la fuente de empleo número de uno en el país, razón por la cual está trabajando con la cámara nacional de restaurantes y alimentos condimentados y la asociación de directores de cadenas de restaurantes, para analizar que está pasando en el sector y cómo se puede mejorar.

Afirmó que al tomar la presidencia de la AMR, encontró un entorno favorable y con las mejores condiciones para operar, lo que fue gracias al ex presidente Francisco Mijares, pero para que se siga teniendo un crecimiento favorable, como parte de sus nuevas funciones, está el de mejorar las condiciones para laborar y crecer de todos los actores involucrados en alimentos y bebidas, algo que planea hacer de diversas formas, pero principalmente con la capacitación sobre las nuevas formas de consumo.

“No sólo se trata de representar, hay que velar por intereses y actualizar formas de operaciones para que podamos reaccionar rápidamente a las nuevas tendencias de consumo. Debemos seguir capacitando no sólo a los directores y propietarios del país, sino a todo el personal”, resaltó.

Nuevas tendencias

Una de estas nuevas tendencias, detalló, es que la gente ya prefiere comer en sus casas o empleos haciendo pedidos a través de aplicaciones móviles. Por lo mismo, han estado de cerca con esas plataformas para establecer condiciones favorables para los socios, y dando capacitaciones sobre cómo incluirlas en sus estrategias.

Otro de los retos está en la internacionalización de los platillos, es decir, recetas con base de cocina tradicional pero con toques extranjeros.

“Aquí hablo de restaurantes 100% mexicanos pero que incluyen platillos con toques europeos o de otros continentes, y esto es algo que está ocurriendo en todo el mundo. La mezcla de culturas está provocando sabores y explosiones muy interesantes”, indicó.

Para ayudar en estos temas, el presidente de la AMR planea sesiones de talleres para conocer las marcas de cada restaurante, su valor y formas de obtener créditos que les permitan replicar su modelo.

Como director general de El Fogoncito, también busca compartir las mejores prácticas para colaborar y llegar a otros países, como lo ha hecho el restaurante que en este año fue reconocido como la franquicia más destacada en el extranjero por la Asociación Mexicana de Franquicias

El crecimiento del sector

El sector restaurantero va de la mano en gran medida con el crecimiento económico del país, por lo que los comercios han aumentado entre 1 y 3% dependiendo la clasificación que tengan: alta cocina, cocina casual o fast food, como fondas taquerías y todo lo relacionado.

Por ello, es primordial que la AMR se acerque al gobierno para buscar las mejores condiciones que permitan ejercer la actividad y seguir teniendo resultados favorables como generar mayores empleos.

Por ahora, ya visitó a distintos alcaldes de la ciudad de México y continuará con las autoridades del resto del Valle de México con la mente clara representando al sector para que “juntos hagamos una asociación más fortalecida y escuchada”.

“En la AMR lo que tenemos como objetivo es empoderar a todas las marcas que han decidido agruparse en este marco. Lo más importante es que nuestros socios vean que hay muchos beneficios de hacerlo. También buscamos que la gente consuma más nuestros platillos lejos de hacerlo en la economía informal”, finalizó.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario