Boutique Erelli, el emprendimiento de belleza que nació por el desempleo de la pandemia

A un año de creación, ya tiene una tienda física. Foto: Especial

A raíz de la pandemia que llegó a México en marzo de 2020, más de 600,000 personas perdieron sus empleos, de acuerdo con datos del Instituto Mexicano del Seguro Social. Entre estos casos está el de Eréndira Bañuelos, quien después de quedarse desempleada, decidió crear Boutique Erelli, empresa que impulsa a marcas mexicanas dedicadas a la belleza y cuidado personal.

“Después de perder mi trabajo comencé a investigar sobre productos de belleza, porque era un tema que siempre me llamó la atención, y me di cuenta que había muchas personas o pequeñas empresas que hacen productos de muy buena calidad pero que no son conocidos. Encontré esa necesidad y empecé a buscar marcas y a platicarles mi idea. Tuve la fortuna de que muchas de las que busqué creyeron en mi proyecto y les gustó mi idea de negocio”, revela Bañuelos.

Explica que el objetivo de la boutique es impulsar la presencia de marcas mexicanas de belleza y cuidado personal que se caractericen por ser orgánicos, libres de crueldad animal, sin químicos y 100% mexicanos. De esta manera crecen los pequeños negocios al mismo tiempo que Boutique Erelli.

Entre lo que se puede encontrar destacan: mascarillas, exfoliantes, cremas, bloqueadores, shampoos, bálsamos, aceites, maquillaje e incluso productos para hombre, ropa deportiva y casual.

El modelo

La directora de la Boutique, menciona que la plataforma permite a las tiendas ofrecer sus productos y servicios, ya sea venta e-commerce o en su tienda física ubicada en Avenida Insurgentes y que recientemente abrió su puertas. Sin embargo, el anunciarse no es el único beneficio que obtienen las marcas, sino que recibe asesoría en publicidad, fotografía de productos, exposición en bazares y todo lo necesario para posicionarse de una mejor manera.

Asimismo, la plataforma abre sus puertas a expertas de psicología, yoga, meditación, maquillaje, peinados, entre otros rubros, para que puedan anunciarse.

“Tenemos varias mujeres que perdieron su trabajo por la pandemia. Ellas escriben en el blog de la boutique sobre los temas en los que son expertas y ofrecen sus servicios. Yo no les cobro nada por el espacio, porque es mi forma de ayudar a personas que están pasando por lo mismo que yo”, indica.

Menciona que su modelo se basa en membresías, con lo que cada marca anunciada cubre una cuota mensual; sin embargo, si alguna empresa se encuentra en crisis económica por la pandemia, la Boutique ofrece otros métodos de trabajo. “No estamos cerrados a nada, queremos ayudar”.

A un año de que Eréndira abrió la Boutique, ya emplea a 17 personas de forma directa e indirecta, abrió su primera tienda física y trabaja con 13 marcas mexicanas, entre las que destacan Club de Rizos, Quetzei Cosméticos, Hala Ken, Club de Bienestar Orgánica, Trisquel Ecotienda, Sefi Dení, Grishe el arte a la moda, Be in, Monky shop, KM nature y Mexik cosmética artesanal.

A mediano plazo, su objetivo es abrir dos sucursales más, así como ampliar el catálogo de la boutique e incursionar en mercados como el de lencería, zapatos y tenis, siempre manteniendo la idea de apoyar e impulsar a más empresas mexicanas.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario