Aumentar o actualizar impuestos en PEF 2022 dañaría a pequeños negocios

Los pequeños negocios no están en condiciones para solventarlo. Foto: Especial

Antes de la pandemia existían 4 millones de negocios, pero más de 1 millón murió, además que las ventas cayeron un 35 por ciento. Otros 300,000 negocios cerraron y en la etapa de reactivación, solo la mitad abrió sin tener los resultados esperados, afirmó Cuauhtémoc Rivera, presidente de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec).

Por ello, es importante reactivar al sector y contar con el apoyo gubernamental, especialmente en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2022, que será entregado hoy 8 de septiembre.

Durante la conferencia Posicionamiento de la microeconomía en el debate fiscal, Rivera pidió a los diputados federales ser sensibles, éticos y congruentes para no aumentar o actualizar impuestos, pues el sector no está en condiciones para afrontar un alza. También, pidió tener tarifas diferenciadas en el pago de servicios e impuestos al sector

Asimismo, sugirió crear un fondo nacional de crédito revolvente formado con dinero del sector público y privado. Respecto a los créditos ofrecidos en 2020 con montos de 25,000 pesos, afirmó que no sirvieron, por lo que es necesario tomar otras medidas.

Otra medida importante es apoyar a las mujeres emprendedoras, pues seis de cada 10 pequeños comercios en el país son operados por el talento femenino que en la mayoría de los casos, son jefas de familia, quienes necesitan ayuda de guarderías, becas, entre otros aspectos.

Un aspecto importante es garantizar la seguridad carretera para revenir los casos de todos y extorsiones, que han aumentado en el último año.

Aumentan extorsiones

Ni la crisis económica que la pandemia ha provocado a los pequeños negocios respecto a la baja de ventas e incluso cierres definitivos, ha salvado a los dueños de negocios de la cuota de cobro de piso, que no solo se ha mantenido constante en estos 18 meses, sino que los montos aumentaron en 150% con tiempos más cortos entre cada pago.

“La cifra abandonó los 200 pesos y se ha instalando y consolidando con una cifra de esquilmo, cobro de piso o diezmo, como le queramos llamar, de 500 pesos”, manifestó.

Detalló que para los negocios representa un problema tanto de liquidez como de inseguridad, por lo cual acceden al pago o las consecuencias serían fatales tanto para los dueños como sus familias. El tiempo promedio de cobro varía dependiendo las “necesidades” de los delincuentes, por lo que en este tiempo de pandemia e han incrementado. “Han hecho su agosto”.

A esto, se suma el problema de inseguridad general en el país, como asalto, robos e incluso secuestros exprés, que también han crecido en este periodo, lo que impide trabajar y ganarse la vida de forma decente.

Los estados donde más se ven estas situaciones, que son “tierra de nadie”, están al norte del país como Baja California, Sinaloa, Sonora y Chihuahua al igual que la zona del Bajío. Por este y otros tipos de agresiones 66.4% de la población considera que la ciudad es insegura.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario