Aumenta la brecha de financiamiento en los micronegocios

El acceso a crédito para las empresas de todos los tamaños, ha disminuido en los últimos cinco años. Foto: Especial

El acceso a crédito para las empresas de todos los tamaños, ha disminuido en los últimos cinco años, de acuerdo al Censo Económico 2019 realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), al pasar de 16.5% en el 2014 a 12.4% en el 2019.

Las que menos acceso tienen son las microempresas, pues 88% de estas compañías no recibieron financiamiento y sólo 11.4% que solicitó un crédito a una institución financiera obtuvo la aprobación, una disminución del 4% comparada con el 2014 cuando el 15.6% obtuvo financiamiento, detalló Arturo Blancas Espejo, director general de Estadísticas Económicas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Lo mismo sucede con los créditos a las pequeñas y medianas empresas (pymes), debido a que en el Censo del 2014, eran 27% los negocios que tenían acceso a créditos, pero la encuesta del 2019 arrojó que solo 25% tiene acceso a financiamiento.

El Censo arroja que a 30.6% de las grandes empresas le fue aprobado un crédito, disminución comparada con 31.6% obtenido en el 2014.

Blancas precisó que el estudio se realizó previo a la pandemia y para conocer los efectos que el Covid-19 ha causado en los negocios se realizará un nuevo Censo.

Sin embargo Eduardo Contreras, presidente de la Cámara Nacional de Comercio e Industria en Pequeño de la Ciudad de México, dijo en entrevista que previo a la pandemia, las ventas de los micronegocios habían bajado entre 10% y 15%, que pudo influir para que se solicitaran menos créditos.

“A inicios del año se estaba viendo que los pequeños negocios estaban migrando a la informalidad. No estaban teniendo a sus trabajadores en el IMSS y se daban de baja en el SAT, porque no podían cumplir con los pagos a hacienda, problema que se agravó con la pandemia”, precisó Contreras.

Por qué no solicitan crédito

Las altas comisiones y tasas son el principal factor del porqué los comercios no solicitan financiamiento, así lo dice 36% de los negocios.

En el caso de los micronegocios, los motivos para no solicitar un crédito son la altas comisiones (19.8%), desconocen el proceso para tramitarlo (6.6%) y consideran no necesitarlo (75%). Asimismo, 10% de las pymes no solicita un crédito bancario por las altas comisiones y 66.4% dijo no necesitarlo.

De acuerdo con Edgar Castillo Huerta, doctor en ciencias financieras y profesor del Tec de Monterrey, son pocas las pymes que piden créditos porque las instituciones financieras solicitan mucho papeleo y no siempre los tienen.

Además, los apoyos gubernamentales son insuficientes, como los Créditos a la Palabra que se intensificaron con el Covid-19, pero que solo ayudaron para el primer mes de la pandemia. “Son muy pequeños los apoyos gubernamentales y no lo solicitan por la cantidad de documentos que tienen que llenar”, precisó.

Para qué usan el financiamiento

De los negocios que si obtuvieron financiamiento en 2019, 20% lo usó para crear o abrir un negocio, principalmente las mipymes, pues 21% de éstos destinaron el financiamiento para abrir.

Además, 30.7% lo usó para para equipar o ampliar el negocio y 3.6% para comprar un vehículo; sin embargo, 11% pagó deudas y 2.5% pagó salarios.

El Censo también arroja que las empresas jóvenes, con menos de dos años en el mercado, son las que más acceso a financiamiento tuvieron (14.48%), seguida de las pequeñas (12.62%) y las medianas (11.42%), lo que puede deberse a que 44% de las empresas jóvenes utilizaron el crédito para abrir su negocio.

Para Contreras las empresas no solicitan un crédito porque la pandemia los ha dejado desgastados y no quieren aventarse más compromiso de lo que ya tenían.

“No es que haya bajado el acceso a los créditos, sino que los empresarios no están pensando en tomarlos debido a las bajas ventas y a que no tienen un flujo de efectivo normal o constante. No están pensando en echarse un problema más de los que ya traen”.

Muchos de los negocios que están integrándose a la nueva normalidad lo hacen con pérdidas, precisó Conteras, porque deben nómina, impuestos y renta, al igual que los créditos bancarios que ya tenían.


CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario