Asado del Valle, una franquicia con sabor uruguayo

Asado del Valle, un restaurante de comida uruguaya, con cortes de carne, pizzas y vino tinto de calidad, comenzó en un pequeño local ubicado en la colonia Del Valle. Ocho mesas y un amplio menú, así como su sazón, sabor y servicio les permitió en unos meses crecer al tamaño de dos locales y con el tiempo ocupar hasta cinco más.

La clientela se incrementó considerablemente, misma que más tarde atrajo a su vez nuevos comensales, así fue como "de boca en boca nos dimos a conocer", relató Humberto Morales, dueño de la empresa.

"El éxito del negocio y el interés de los clientes por tener un restaurante de Asado del Valle, nos llevó a iniciar el proceso de franquicia para comenzar a ofrecerlo a partir de este año".

Con dos años como restaurante y una clientela consolidada, la empresa comenzó su estrategia de crecimiento y expansión a través del sistema de franquicia en la Ciudad de México, Acapulco y Playa del Carmen.

"La franquicia debe su éxito a la variedad y el excelente sabor de cortes de carne y pizzas que ofrece".

La franquicia cuenta con un menú uruguayo que consta de diferentes cortes de carne acompañados por guarniciones, vinos de mesa, quesos Charrua y fundidos, y sus originales pizzas de un metro hechas en horno.

Diversificación de la franquicia
Además de brindar servicio en el restaurante, la franquicia tiene un programa de banquetes "en el que ofrecemos el mismo menú que en el restaurante, e incluso podemos hacer pizzas".

Ésta, está dirigida a inversionistas que tengan experiencia en el área de restaurantes. Se requiere de un local de 25 metros cuadrados, preferentemente ubicado en una calle o avenida que tenga una buena afluencia de personas.

La franquicia se divide en: área para cámara de refrigeración, de lavado y limpieza, barra, pizzería, cocina, comedor, parrilla, sanitarios y el almacén.

Cada unidad requiere para su operación de un gerente, un cajero, un barman, parrillero, pizzero, cocinero y ayudante, lavalozas, dos garroteros y cuatro meseros.

La inversión total en la franquicia es de 2 millones 100,000 pesos, que incluye el inmobiliario, capacitación e inventario para trabajar las dos primeras semanas.

La proveeduría de carne, vino de mesa y quesos, es realizada exclusivamente por la franquicia, para los demás insumos el franquiciatario elige a su proveedor.

La capacitación se realiza en el restaurante propiedad de la franquicia por alrededor de un mes, "es importante que las personas contratadas cuenten con experiencia pues hace fácil capacitarlas", expuso el entrevistado.

Para este año 2008, Humberto Morales prevé que "se puedan abrir cuatro franquicias, dos de las cuales se planea sea en desatinos turísticos como Acapulco y Playa del Carmen".

Los planes de la franquicia incluyen la apertura de unidades en las tres principales ciudades: Monterrey, Guadalajara y México, en la cual "queremos tener cinco unidades en el 2008".
[email protected]

Sabor y sazón garantizados
La franquicia requiere:
Inversión total: 2 millones 100,00 pesos.
Inversión Inicial: 1 millón 750,000 pesos.
Cuota de franquicia: 350,000 pesos.
Cuota de regalías: 5% sobre ventas mensuales.
Cuota de publicidad: 2% mensual.
Retorno de la inversión: 24 meses.
Duración del contrato: ocho años.
Contacto: [email protected]

CRÉDITO: 
Omar Becerril Castillo