Agilizan comunicación entre padres y escuelas

Foto: Cortesía

Raúl Orive, Ricardo Estrada y Aldo Ortega pasaron de mandar mensajes de texto para padres de familia de alumnos de escuelas particulares sobre pagos de colegiaturas y calificaciones a desarrollar una comunicación más eficiente a través de una aplicación escolar.

Se trata de una herramienta para dispositivos móviles, que permite a las autoridades académicas informar a los padres sobre circulares, pagos, tareas de sus hijos, conocer su desempeño al monitorear calificaciones, entrega de labores y comportamiento dentro del aula.

En entrevista, Raúl Orive, egresado de la Universidad del Valle de México, explica que la aplicación simplifica la comunicación incluso dentro de las instituciones al suprimir varios pasos que, en papel, requerían avisar al coordinador, subdirector y director.

Aplicación Escolar (www.aplicacionescolar.com) tiene cinco clientes. Su target son las 44,000 escuelas privadas registradas ante la Secretaría de Educación Pública (SEP). Raúl Orive confía en que puedan cerrar el año con 86 escuelas, y al término de cinco años abarquen 30% del mercado.

La herramienta se personaliza conforme a las necesidades de cada escuela y su desarrollo tiene un costo de 25,000 pesos, además de 6,000 pesos anuales de mantenimiento por cada 400 alumnos, lo que incluye un número 01800. Hasta el momento la aplicación registra 3,000 descargas, gratuitas para los padres de los estudiantes.

Los emprendedores tienen su área de negocios en Toluca, Estado de México, que “es un mercado difícil, duro, pero nos sirvió de entrenamiento. La empresa fue fundada en el 2010 y a la fecha cuenta con 12 empleados.
“Nosotros creamos Airefone, no teníamos experiencia previa en el desarrollo de software; fuimos picando piedra, aprendiendo de lo que veíamos en las escuelas y con los clientes… Teníamos un servicio de SMS y vimos cómo explotarlo más”, relata.

Como toda empresa que comienza, Airefone perdió sus primeros clientes. “No le dimos el servicio que queríamos, pero ahora con la retroalimentación tenemos la experiencia para dar un mejor servicio. Nuestro cliente más antiguo lleva con nosotros dos años”.

[email protected]

CRÉDITO: 
Angélica Pineda / El Empresario