4 consejos para impulsar el emprendimiento femenino en Latinoamérica

Las mujer4es requieren capacitación tecnológica para impulsar su s negocios. Foto: Shutterstock

Las mujeres de países en desarrollo, como Latinoamérica ven el emprendimiento como un camino hacia un futuro mejor, sin embargo, pocos emprendimientos logran progresar y mantenerse en el tiempo.

El Informe de emprendimiento de Mujeres 2021. Creado por el Global Entrepreneurshio Monitor (GEM), destaca que las mujeres de países de bajos ingresos suelen iniciar un negocio pequeño y enfocado en mercados locales, con intenciones de crecimientos bajos.

De acuerdo con el estudio, 37% de las mujeres en países en desarrollo aspiran a emprender, un porcentaje alto comparado con el 14% de los países con altos ingresos.

Además, en promedio, son más jóvenes, más pobres y con menor educación que los emprendedores de otras partes del mundo. Más del 60% tiene menos de 35 años y más del 40% se encuentra en el tercio más bajo de los ingresos del hogar.

“En este contexto, no sorprende observar la baja participación de las mujeres en los sectores de más rápido crecimiento, especialmente en las industrias tecnológicas, donde la inversión es alta y el retorno es mayor. Es importante destacar que las mujeres propietarias de negocios tienen más probabilidades de emplear a otras mujeres, por lo que cuando fallan, los efectos dominó son sustanciales”, destaca Amanda Elam, investigadora del GEM.

El reporte también menciona que las mujeres suelen emprender en productos o servicios que resuelvan una necesidad en la comunicad o ayuden a impulsar el cambio económico y social. Además, ven la oportunidad en productos innovadores.

“Desde tecnologías inteligentes de tratamiento de agua para hogares en Bangladesh, hasta acceso a tutorías en línea para mejorar las habilidades matemáticas de niñas y niños en edad escolar en Pakistán, y clases de codificación para mujeres y niñas en África Occidental, las mujeres emprendedoras están creando negocios sostenibles que mejoran vidas”, destaca la especialista.

Consejos para impulsar a las mujeres emprendedoras

Pero, ¿cómo impulsar el talento femenino y hacer que más mujeres se decidan a emprender?, Amanda Elam hacer cuatro recomendaciones para impulsar el emprendimiento femenino en países en desarrollo, entre ellos México, pues las mujeres emprendedoras son clave para el crecimiento económico.

Apoya a las mujeres empresarias de alto crecimiento: Gobierno e iniciativa privada requiere impulsar el espíritu emprendedor de las mujeres, desde etapas tempranas como en aquellas que tienen desarrollo de alto impacto, impulsar su innovación, crear empleos y brindar soluciones a sus mercados.

Políticas de apoyo: Impulsar el espíritu empresarial y el empoderamiento económico de las mujeres requiere soluciones sistémicas, a escala. Para hacer frente a estos desafíos, los programas de apoyo deben utilizar un enfoque de ecosistemas; vincular las reformas normativas, legales y reglamentarias con inversiones públicas y privadas para ampliar el acceso al capital, los mercados, las redes y la información.

Apoyo a las mujeres emprendedoras en sectores dominados por hombres: La menor participación de mujeres en sectores tradicionalmente dominados por hombres evita que éstas tengan mayores oportunidades de crecimiento, por ello es importante promover la capacitación, la incubación y la aceleración de empresas dirigidas por mujeres en sectores no tradicionales u tecnológicos, ello será fundamental para crear más empresas dirigidas por mujeres resilientes y de alto crecimiento.

Impulsar la creación de mujeres inversionistas: Las mujeres inversoras son más propensas a invertir en mujeres empresarias, promover su participación en el mercado de financiamiento, ya sea en aceleradores e incubadoras, fondos de capital de riesgo y de capital privado o bancos, marcará la diferencia para las mujeres empresarias en los mercados emergentes. Y el seguimiento de los resultados de cuánto financiamiento se destina a las mujeres empresarias es fundamental para establecer la responsabilidad y las oportunidades para hacerlo mejor.

“Las mujeres empresarias son clave para el crecimiento económico inclusivo en las economías en desarrollo, pero la pandemia las ha retrasado significativamente. Si buscamos un mayor crecimiento económico, el empoderamiento económico de las mujeres y sociedades más equitativas, debemos hacer más para apoyar e invertir en las mujeres empresarias”, destaca la también investigadora en el Instituto Internacional de Investigación Diana de Babson College

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario