La competitividad económica de México, segunda parte

En mi anterior colaboración a este espacio, expliqué la trascendencia de la competitividad económica para las naciones y la posición que México ocupa a nivel mundial y su comparativo con una serie de economías desarrolladas y emergentes.

Si analizamos el lugar 48 que México ocupa a nivel mundial, observaremos que existe una serie de tareas por desarrollar individual y conjuntamente por parte del Gobierno Federal de México, del CCE y sus cámaras empresariales, mejorando y cambiando una serie de políticas públicas, sistemas y acciones de gobierno por parte de la Secretaría de Economía, la SHCP e incluso por la Secretaría de Gobernación y los Poderes Legislativo Federal y Judicial, para mejorar la calificación del primer Pilar evaluado por el WEF relativo a las Instituciones con un bajísimo 98 lugar mundial y una paupérrima calificación de 48.3 puntos que merma fuertemente nuestra capacidad económica ante el resto de las naciones, representando nuestra principal debilidad en materia de competitividad, habiendo en este rubro o pilar una gran labor a desarrollar por el Estado Mexicano a través de los poderes ejecutivo (impulsando las reformas estructurales y desarrollando efectivas acciones de gobierno), legislativo (mejorando el marco legal existente) y judicial (aplicando las leyes y vigilando el comportamiento de los jueces).

Los otros 11 pilares que el WEF determinó para nuestro país, que requieren la urgente atención del Gobierno Federal con el diálogo estrecho con el CCE, son los siguientes, mostrándose primero nuestro lugar mundial y después la calificación en puntos obtenida en orden decreciente:

  • Pilar 8- Mercado Laboral: 96 y 55.8
  • Pilar 6 - Capacidades y Destreza de la Fuerza Laboral: 89 y 58.3
  • Pilar 3- Conectividad de Telefonía Celular e Internet: 74 y 55.0
  • Pilar 9- Sistema Financiero 64 y 61.8
  • Pilar 5- Salud de la Fuerza Laboral: 60 y 82.0
  • Pilar 2- Infraestructura: 54 y 72.4
  • Pilar 7- Mercado de Bienes: 53 y 57.7
  • Pilar 12- Capacidad de Innovación 52 y 43.6
  • Pilar 4- Estabilidad Macroeconómica 41 y 97.8
  • Pilar 11- Dinámica de Negocios 41 y 65.8
  • Pilar 10,Tamaño de Mercado: 11 y 80.8

Si analizamos estos Pilares, solo en 3 de ellos estamos en mejor posición mundial que nuestro lugar 48.

En el caso del Pilar de Infraestructura, se vio seriamente dañado por la cancelación del aeropuerto de Texcoco, afectando incluso nuestra imagen ante la comunidad económica internacional y las grandes empresas nacionales y trasnacionales. En el caso del Pilar de Salud de la Fuerza Laboral, se verá este año afectado por el recorte de los presupuestos a este rubro.

Como puede notarse, nuestra mayor y casi única fortaleza de nuestro país corresponde al Pilar de Tamaño de Mercado, donde ocupamos el lugar 11 por nuestro tamaño de PIB, el crecimiento de nuestras exportaciones y el enorme tamaño de nuestra población. Pero todos los demás Pilares ocupan lugares secundarios que van del 41 al 98, que requieren de una apremiante labor a desarrollar por el Gobierno Federal en reformas estructurales conjuntamente con el CCE y el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) con el apoyo de los Poderes Legislativo (para impulsar los cambios a las leyes que nuestra nación demanda, así como revisando y ajustando eficientemente los presupuestos propuestos de egresos e ingresos por el poder ejecutivo) y el Judicial Federal (para hacer cumplir cabalmente nuestras leyes), con los organismos autónomos como el INE, Banco de México, etc., así como mantener un diálogo permanente y pro constructivo con todos los partidos políticos, ya que podemos vernos desplazados en materia de competitividad por las llamadas economías emergentes y aun desarrolladas que están haciendo mejor la tarea que nosotros y que pelean cerradamente por atraer los proyectos productivos.

La competitividad es un tema clave para el desarrollo socio económico de México, al cual el Gobierno Federal debiera otorgarle la más alta prioridad, para lo cual se propone crear una Subsecretaría de Competitividad, dentro de la estructura de la Secretaría de Economía, con amplia coordinación con la SHCP, el CCE, los organismos autónomos correspondientes, el IMCO y los Poderes Legislativo y Judicial, para que desarrolle un Plan Estratégico a largo plazo y que le dé estrecho seguimiento a las 98 variables y a los 12 Pilares que evalúa el WEB en materia de competitividad, con el objetivo de mejorar anualmente el lugar y el puntaje a los mismos por parte de nuestro país.

Ramón Serrano Béjar, consultor Independiente en Productividad y Gobierno Corporativo
[email protected]

Imagen: