¿Cómo ocupar una red de contactos para generar ventas?

Todo en la vida comienza por un pensamiento e, inmediatamente después, lo que normalmente pasa es que comenzamos a contar este pensamiento y lo compartimos con los demás. ¿No te ha pasado, por ejemplo, que dices que vas a comenzar un nuevo régimen alimenticio, y cuando ves a esa persona a la que le contaste te pregunta cómo vas con ello? Es más, si no hay resultados concretos al respecto, nos sentimos un poco mal y culpables por el mismo hecho de no haber “cumplido nuestra palabra” y esto hace que el decir y contar las cosas, nos ayude a comprometernos con ellas.

Lo mismo pasa cuando hacemos lo anterior de manera consciente, con el objetivo concreto de que, al compartirlo, podamos exponenciar un resultado y esto es precisamente lo que significa explotar una red de contactos: poder aprovechar el conocer personas que puedan estar interesadas en lo que haces o vendes y, a partir de ahí, generar ventas.

Pero, ¿qué hace que esta herramienta tan sencilla no sea aplicada por muchos empresarios? Pues simple y sencillamente la VERGÜENZA que nos da “promover” nuestra empresa o nuestro negocio sin que nadie nos pida o pregunte y, sobre todo, con personas que conocemos. ¡Pero es exactamente lo contrario el efecto producido que el efecto temido! Es decir, normalmente al hacer esto estamos causando ventas y creciendo la oportunidad de poder aumentar mis números, simple y sencillamente compartiéndolo.

Digamos que ya me quité la vergüenza, pero no sé cómo hacerlo, ¿qué pasos siguen? Muy fácil:

  • Lo primero es saber qué quieres comunicar: un nuevo lanzamiento, una promoción u oferta, posicionar tu marca para obtener reconocimiento, etc.
  • Una vez definido el objetivo, definir también los canales: pueden ser las redes sociales, para empezar, incluyendo grupos de WhatsApp por ejemplo. Pero también pueden ser llamadas o mensajes directos a personas clave a las que compartirás tu objetivo y pedirás directamente ayuda para lograrlo. Por ejemplo: si quieres más ventas puedes preguntar directamente si conocen a alguien al que pudiera interesar la propuesta que tienes, sin ningún compromiso de resultado por parte de tu contacto.
  • Una vez con esta información y enviado el mensaje, como siempre, será muy importante el seguimiento que le de a todo esto: si hay que hablar con alguien hacerlo sin pena, si hay que enviar una propuesta, hacerlo en el tiempo dicho, etc.

Realmente no hay mucha ciencia en esto, pero lo más importante es comenzar ahora. Sabes ya los pasos, ¿me cuentas qué tal te va?

¡Estoy a tus órdenes en: @javitokrp y @tokrp !

Por Javier Vázquez Gómez, director general de Tok Relaciones Públicas