Comercio electrónico, ventana para conectar a pymes y compradores

Los emprendedores y los pequeños negocios en México viven actualmente un momento importante para potenciar su crecimiento. Las cifras nos muestran que este sector es esencial para la economía mexicana, ya que representa 72% del empleo y 52% del Producto Interno Bruto (PIB), por lo que un impulso a su desarrollo deberá derivar en mejores condiciones de empleo y un consecuente crecimiento para la economía en conjunto.

Por esta razón, diversos sectores están apostando por impulsar a las pequeñas y medianas empresas (pymes) y a los emprendedores desde diversas trincheras, ya sea a través de financiamiento, capacitación o integración a las cadenas de valor.

En este contexto, el comercio electrónico puede ser un diferenciador que abra nuevas puertas para este sector, ya que las condiciones tecnológicas y de mercado han alcanzado la evolución necesaria para ello.

Este nivel de desarrollo del entorno lo podemos ver en tres factores. En principio, en México el número dispositivos ha crecido hasta alcanzar a más de la mitad de la población –por ejemplo, el número de teléfonos inteligentes ya llega a 62.5 millones, según un reporte de The Competitive Intelligence Unit–. Todos ellos, permiten al usuario conectarse a Internet y tener en la palma de su mano la inmediatez que hace unos años resultaba impensable. Hoy, actividades como hacer reservaciones de avión o de cine o comprar música y videojuegos se pueden hacer sin tener que trasladarse a tiendas especializadas.

En segundo lugar, el segmento de nativos digitales está creciendo. La generación de los Millenials se adueña de los distintos espacios. Según Deloitte, para 2025 los Millenials representarán 75% de la fuerza laboral del mundo. Los integrantes de esta generación realizan más compras, ven más videos o interactúan a través de dispositivos tecnológicos, especialmente con teléfonos y tablets.

En tercero, el comercio electrónico, a diferencia del tradicional, ha desarrollado de forma más rápida estrategias complementarias para que las pequeñas empresas puedan atender a sus clientes de forma tan ágil, como lo hacen las grandes cadenas minoristas. Ahora, los pequeños negocios cuentan con plataformas para tener cobros eficientes y seguros, financiamiento y envíos inmediatos.

Con todo ello, es indudable que el comercio electrónico hoy se consolida como una ventana de oportunidad para que las pequeñas y medianas empresas y los emprendedores alcancen el crecimiento esperado.

*El autor es Director General de MercadoLibre México
@Ignaciocaride