Implementa una Terminal de Punto de Venta

Foto: Archivo./ elempresario.mx

Las formas de pago se han modernizado con ayuda de la tecnología; utilizar dinero electrónico hoy en día se ha vuelto más seguro y cómodo, coinciden especialistas.

“Implementar una terminal bancaria o terminal punto de venta (TPV), como se denomina, permite que el pequeño o mediano negocio incremente sus ventas hasta 13% frente a los que no la tienen, debido a la aceptación de tarjetas de débito y crédito de cualquier institución bancaria”, aseguró Benjamín Garza, director de Canales de Bancomer.

Los pagos que el cliente realice con tarjeta al negocio se depositarán automáticamente al día siguiente en la cuenta de cheques de la empresa, reduciendo el riesgo de asaltos, robos hormiga en la empresa y el costo de traslado del efectivo al banco.

“En los negocios que tienen ventas de mostrador mayores a 1,000 pesos en promedio, es muy conveniente que se cuente con esta tecnología, pues permite al cliente agilizar sus pagos”, comentó Hector Valencia, catedrático de la Escuela Bancaria y Comercial.

¿Ganar o perder?

Una vez firmada la solicitud y después de haber hecho los trámites en la sucursal bancaria de su preferencia, el empresario podrá contar con su TPV en máximo de seis días y tendrá un costo de afiliación promedio de 300 pesos.

“Si el negocio cuenta con una línea de telefonía celular, se le cobrarán 65 centavos por transacción exitosa”, comenta el especialista de Bancomer.

En ocasiones, confiesa Valencia, el empresario puede percibir como alto el costo de la terminal, pues se cobrará entre 1.6 y 3% de comisión mensual sobre lo que sus clientes abonen a su cuenta de cheques, pero no es así.

Existen diferentes soluciones a la medida de las empresas, desde venta al menudeo o retail, franquicias, cadenas de restaurantes u hoteles y arrendadoras de autos.

Si quieres implementarla en tu empresa, deberás:

  • Acudir a cualquier sucursal de tu preferencia.
  • Tener tu negocio formalmente constituido y que tenga venta al público.
  • Que cuente con una línea telefónica convencional o móvil.
  • Tener suministro eléctrico.
  • Contar con una cuenta de cheques del banco donde solicitarás la TPV.
  • Firmar un contrato de afiliación donde se recaban los datos generales del cliente y su negocio.
  • Presentar Acta Constitutiva, cédula fiscal, identificación oficial y comprobante de domicilio.
  • Contar con un buen historial en el Buro de Crédito.

FUENTE: Bancomer y EBC.

[email protected]

CRÉDITO: 
Samatha Álvarez