Por qué implementar el código de barras en tus productos

Foto: freedigitalphotos.net./ elempresario.mx

La gran mayoría de las pequeñas y medianas empresas (Pymes) mexicanas buscan ofrecer productos que beneficien a sus clientes, al mismo tiempo que aspiran a revolucionar el mercado en el que se desenvuelven.

Sin duda, una de las formas más precisas para ampliar el mercado donde las empresas pueden comercializar sus productos es mediante el uso del código de barras, así lo confirmó Gerardo Brehm Sordo, director comercial de GS1 México.

Es imposible pensar que una serie de líneas verticales claras y obscuras, de diferente grosor, que están representadas por números, es sinónimo de orden, eficiencia, confiabilidad y ahorro, al ser adoptado por cualquier negocio”, dijo.

En México, el Código de Producto es la base del comercio formal en cadenas de autoservicio, por lo cual es necesario que las Pymes lo integren a sus artículos para entrar a nuevos mercados y tener la oportunidad de exportarlos.

Brehm detalló que hay un código de barras especial para cada necesidad de las Pymes. Sin embargo, este sistema tiene cuatro usos principales:

  1. Se utiliza en artículos para el consumidor final que pasan necesariamente por un punto de venta.
  2. Puede ser aplicado en unidades logísticas como son las cajas y tarimas.
  3. Para información variable como: fechas, lotes, caducidad, entre otros.
  4. Se usa para Identificar servicios como montos y referencias de pago.

Estándares validados

Es importante que las Pymes conozcan que dentro del mercado algunas empresas utilizan códigos no estandarizados, duplicados o piratas, lo cual genera errores dentro de las cadenas comerciales al administrar sus pedidos, indicó Brehm Sordo.

Todas estas diferencias saltan a la vista en algún punto de la cadena de suministro. Las empresas ven limitada su eficiencia y productividad en sus procesos, puntualizó.

Los beneficios

  • Disminuir tiempos de operación: ahorro en gastos de etiquetado y obtención de información más detallada de cada producto.
  • Hace más eficiente la comunicación con fabricantes y transportistas para obtener información detallada de la demanda del mercado y reducir costos administrativos.
  • Determina con precisión la existencia de mercancías, permite la reposición inmediata de inventarios fijos y favorece un resurtido efectivo.
  • Ahorra tiempos de distribución, permitiendo un control total del mismo desde su envío hasta su entrega.
  • Reduce el tiempo de toma en inventarios y ordenamiento de productos.

[email protected]

CRÉDITO: 
Janet Gómez