Aprende como pedir un crédito bancario

Foto: Shutterstock

Aunque no es lo más recomendable, podría ser una opción para paliar la cuesta de enero

Es enero, época en la que el bolsillo está debilitado por todos gastos que presentó durante la temporada navideña. Si fuiste previsor, tal vez no tengas ningún problema por afrontar los compromisos económicos comunes de la temporada, pero en caso de que no haya sido así, un préstamo bancario puede ser la solución para paliar los compromisos financieros.

Al acudir con alguna entidad, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) recomienda cautela para solicitar un crédito de este tipo, ya que, de acuerdo con cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), “la situación de pago para un número amplio de personas que han contratado en los últimos años un esquema de este tipo se ha complicado”.

La Condusef refiere que entre junio del 2011 y junio del 2012, el número de préstamos personales otorgados por la banca aumentó 31%, al pasar de 
5 millones a 6.5 millones, en tanto que al primer semestre del 2013 se ubicó en 10.7 millones de créditos.

El organismo presidido por Mario di Costanzo destaca que en el primer semestre del 2012 el número de créditos vencidos ascendió a 469,000 y en el primer semestre del 2013 se triplicó, al llegar a 1 millón 405,000 préstamos.

“Esto refleja un problema de insuficiencia de ingresos o de sobreendeudamiento para la economía de muchas familias”, indica la Condusef.

Para Leticia Armenta Fraire, directora del Centro de Análisis Económico del Tecnológico de Monterrey, Campus Ciudad de México, si hay una necesidad de recursos y no hay otra opción para obtenerlos, un préstamo bancario puede ser viable para cumplir con los gastos de inicio de año.

Sin embargo, la académica recomienda que antes de contratar un préstamo con alguna entidad, se revise cuánto va a costar dicho préstamo, considerando la tasa de interés que se le va a aplicar, así como el plazo para liquidar dicho crédito. “Es importante realizar una comparación entre las distintas instituciones que dan este servicio”.

Forma de obtenerlo

De acuerdo con la Condusef, para obtener un préstamo personal, sólo hay que acudir a una sucursal bancaria, solicitar la cantidad requerida, que será proporcional a sus ingresos mensuales, y cumplir con los requisitos de papeleo y comprobación, esto es presentar constancia de ingresos de los dos últimos meses, domicilio, historial crediticio y referencias personales.

El organismo indica que en la actualidad existe un número importante de instituciones que ofrecen este esquema financiero y, por ende, también una gran variedad en sus condiciones de pago, sus tasas de interés y comisiones.

Por ejemplo —explica la Condusef—, podrás encontrar un crédito personal de 20,000 pesos a un plazo de tres años y condiciones similares, con un Costo Anual Total que puede ir desde 22.9 hasta 126% o más.

Debido a estas diferencias que puede haber entre los diversos productos financieros, la Condusef recomienda comparar y seleccionar la mejor alternativa en función del CAT, ya que —en el ejemplo ya mencionado— le puede significar una mensualidad menor (1,200 frente a 1,800 pesos), y también un monto menor al término del plazo (27,400 contra casi 35,000 pesos).

Armenta Fraire explica que las promociones de pagos pequeños pueden sonar atractivas, pero hay que hacer las cuentas en términos mensuales, así como de los plazos, ya que dicho préstamo es mucho más caro en unas instituciones que otras. “El crédito no es dinero adicional, éste nos permite salir de una deuda, de una emergencia de manera temporal que en un futuro se va a tener que pagar. Esos pagos no saldrán de otros lados más que del propio ingreso que tenemos”.

[email protected]

CRÉDITO: 
Fernando Gutiérrez, El Economista