Altecsa, la química del éxito

Foto: Especial

Ofrece a la industria alimentaria colorantes naturales y saludables

Hoy en día, es común que los profesionistas mexicanos encuentren dificultades para volcar todos sus conocimientos en proyectos de gran alcance, pero cuando las circunstancias y un espíritu visionario se combinan, el éxito sólo es cuestión de entrega y trabajo. Así lo demuestra Altecsa, una empresa mexicana especializada en la producción de ingredientes funcionales y saludables para el sector alimentario, que nació gracias al esfuerzo de Juan Hilario Ortíz, ingeniero químico de la UNAM.

Fue hace dos décadas cuando puso en marcha esta aventura empresarial y no lo hizo solo, pues contó con el talento y la actitud de Enrique Escalante Granados, su eterno compañero en el arte de emprender. Ambos han hecho de Altecsa una compañía que puede sentirse orgullosa de su labor: agregarle al ritual del comer algunos toques de magia y color, materializados en esencias con sabores deliciosos, frutas en polvo dignas de cualquier confitería y conservadores completamente naturales.

"Creo que escogimos el sector correcto, pues la cuestión de los alimentos siempre está vigente; a pesar de las crisis, siempre habrá necesidad de comer", apuntó Juan Hilario Ortíz.

En efecto, esa industria ha estado presente en la vida de los exitosos profesionistas mucho antes que Altecsa. Su tremenda experiencia en la química alimentaria creció sustancialmente en firmas de derivados de lácteos y manufactura de componentes asociados, hasta materializar el antecedente del negocio: Aditalmex.

"Altecsa es un segundo paso, realmente es la segunda empresa que organizamos", indicó el ex universitario, quien relató que esa compañía fungió como distribuidora de una firma danesa, que tras observar buenos resultados, adquirió el segmento encargado de posicionar sus productos.

La visión de mercado, así como el bagaje en materia de distribución y tecnología, fueron los frutos de ese proyecto, que anticipaba el surgimiento de una iniciativa mucho más grande. De ese modo, Altecsa dio sus primeros pasos en un ámbito con desarrollo ininterrumpido, al cual se ha adaptado gracias a la participación de Endeavor.

"Cuando nos dimos cuenta que toda la experiencia ganada nos permitía buscar herramientas asequibles a lo que estábamos desarrollando, cuando nos dimos cuenta de que teníamos la capacidad para generar nuestra propia tecnología, comenzamos a registrar un crecimiento explosivo y tuvimos problemas con el concepto de orden, con los procesos de operación, planeación, contabilidad y control; se nos dificultó mucho", recordó el emprendedor.

En ese momento buscaron fuentes de orientación que ayudarán a vencer esos desafíos. Endeavor se erigió como la responsable de la revolución al interior de la organización. "Esa aceleradora de negocios tiene un proceso de selección largo y complicado; buscan empresas con potencial de crecimiento exponencial o empresarios con gran potencial, alguna de esas dos cosas les llamó la atención", señaló con alegría el especialista en química.

De ese modo, mantuvieron la estabilidad pese a tasas anuales de evolución oscilantes entre 18 y 30%, y reestructuraron su esquema de administración, dinámica que sigue en pie. Por lo pronto, sus modelos de comercialización y de manufactura-comercialización se consolidan, en gran medida por la estrecha relación que guardan con sus clientes.

Y a propósito de ellos, dice Juan Hilario, hay que destacar a la transnacional Nestlé y a las mexicanas Lala y Alpura. En cuanto a sus productos, además de colorantes para embellecer los alimentos, ofrecen nutrifuncionales, conservadores naturales, coagulantes, cultivos lyobac entre otros.

El futuro desde 2013

Para 2013, Altecsa pretende fortalecerse en tres ejes:

  • Administración
  • Tecnología
  • Ventas-Talento Senior

Y es que anhelan internacionalizarse, demostrar en todo el mundo la calidad de sus ingredientes y trascender. De hecho, comentó Juan Hilario, para 2015 la intención es que su oferta nacional, al menos, sea equiparable en número con los productos exportados. "Queremos entregar cosas nuevas fuera de México y Latinoamérica", subrayó.

Ese objetivo dependerá de dos elementos esenciales:

  • Productos competitivos
  • Levantamiento y consolidación de infraestructura, como ya lo hicieron en Huamantla, Tlaxcala, donde estrenaron a finales del año pasado, una planta que ya tiene montadas sus líneas convencionales de producción y por medio de la cual, entre otras cosas, probarán colorantes solubles en aceite

La actividad de Altecsa se ha incrementado durante las últimas semanas, y es que luego de participar en la Expo Carnes 2013, efectuada en la ciudad neoleonesa de Monterrey a mediados de febrero, la compañía signó un acuerdo de colaboración con la Universidad Politécnica de Tlaxcala (UPTlax), con el propósito de impulsar proyectos a largo plazo, en los cuales intervenga la población universitaria de la institución.

Perfil.
Empresa: Altecsa
Fundación: 1993
Ubicación: ciudad de México
Crecimiento: 500% (últimos 8 años)
Empleados: 85
Altecsa
[email protected]

CRÉDITO: 
Didier Cedillo