Una actividad no exclusiva de 'stripers'

Fotos: Mario Hernández./ elempresario.mx

A pesar de que en México el Pole Fitness es una actividad asociada con los table dance, en realidad se trata de un método de acondicionamiento físico que está llamando la atención de cada vez más mujeres mexicanas.

Gravity Estudio surgió en 2007, después de que Jazabel Olmos tomó una capacitación de Pole Fitness en Estados Unidos y luego de considerar que en México era un nicho desatendido en esta actividad.

“Fui a certificarme al extranjero como instructora dentro de la actividad y luego como maestra de acondicionamiento físico, además de tomar cursos complementarios para impartir esta actividad de una manera segura para cualquier público, en especial a mujeres”, detalló la empresaria.

La instructora destacó que el Pole Fitness es una actividad física que en México sólo se conoce por las bailarinas en el table dance, pero que en otros países es un ejercicio más común para el acondicionamiento físico.

Disciplinas

“Este ejercicio se desarrolló en India y China como actividad física para hombres, pero ahora ha tomado un giro para mujeres. El concepto de una mujer bailando en un tubo surge con los canadienses en la década de los años 70”, aseveró.

Expuso que en algunas regiones, como Gran Bretaña y Australia, ésta es una actividad que tiene muchos seguidores.

El Pole Fitness es un ejercicio que mezcla distintas disciplinas, como la danza, el acondicionamiento físico general, el control corporal, además de utilizar el cuerpo como herramienta y el tubo para hacer acrobacia.

La creadora de Gravity Estudio destacó que esta actividad está dirigida a mujeres de entre 25 y 45 años, con cierto poder adquisitivo, puesto que no es un ejercicio barato en comparación con otras clases.

Falta cultura y menos pudor

Entre las dificultades que han enfrentado el negocio es la cultura de las personas, que se inclina por relacionar a las mujeres que practican la actividad con stripers, cuando no es una regla que así suceda.

“Es una actividad estigmatizada en la que piensan que la persona que lo practica tienen que quitarse la ropa, y no es así”, explicó Jazabel Olmos.

Hizo énfasis en que esta condición hace que muchas personas, sobre todo las mujeres, tengan miedo de practicarla por ser estigmatizadas, y así no aprovechan los grandes beneficios que tiene la actividad para el bienestar físico.

Actualmente, la empresa abrirá su primera franquicia en el estado de México, sin embargo, esperar tener un crecimiento prometedor en los próximo años, ya que tienen más de 70 solicitudes de emprendedores que están en espera de invertir en este modelo de negocio.

Gravity Studio

[email protected]

CRÉDITO: 
Alberto Moreno