“A caballo nuevo, jinete viejo”

En el marco del regreso a clases y bajo el contexto de un renovado ciclo escolar, legislaturas, informes de gobierno y cambios de puestos en secretarías, en este arranque de mes también quisiera hablar de una de las más nuevas aplicaciones que en los últimos meses ha cobrado relevancia entre los usuarios de internet y community managers: Periscope.

Lanzado por Twitter en marzo de este año, Periscope se ha posicionado fuertemente entre las audiencias, seguidores y administradores de las redes sociales. Iniciando operaciones para sistemas iOS y, dos meses después, para Android, esta aplicación y red social (porque puedes seguir a diversas personas a través de ella) enfocada para Twitter, que se basa en la transmisión de video en vivo (livestreaming) sin ningún costo y con gran calidad, superó, a solo cuatro meses de su lanzamiento, los 10 millones de usuarios inscritos, lo que la misma compañía considero como un “hito” dentro del mundo digital.

En julio de este año, según algunas estadísticas no oficiales, la red social que comenzó con un promedio de 250,000 emisiones diarias, llegaba a más de 500,000 en la misma periodicidad alrededor del mundo y, según la BBC, cuenta con 2 millones de usuarios activos al día, cuyo único competidor fuerte es Meerkat, ya que Youtube con Live y Facebook con su propia plataforma tratan de hacerle sombra pero aún no lo logran.

Las ventajas de Periscope radican en la posibilidad de vincularlo con Twitter para lograr así más visualizaciones y viralidad, el video queda en plataforma 24 horas más para aquellos que no lo vieron en vivo, puedes ponerle una etiqueta geográfica, indicar si te gusta o no lo que se está transmitiendo a través de sus “corazones” (a manera de likes) e inclusive realizar transmisiones privadas.

A pesar de lo anterior, la piratería no se ha dejado esperar y algunas transmisiones de TV de paga en vivo ya están siendo transmitidas a través de esta red social y, para usuarios con plan de datos, esta red y aplicación consume mucho, por lo que hay que tener cuidado con su uso fuera del área wi-fi.

No cabe duda que en este mundo digital y de conexión social, vivimos a la velocidad del internet y debemos de actualizarnos en todo momento. Como especialista en redes sociales, solo me queda decir que ya no basta con escribir lo que hacemos o pensamos, sino ahora hay que transmitirlo en vivo para que los demás lo vean e interactúen con nosotros, así que… ¡sonríe!

* El autor es director general de Tok Relaciones Públicas.
@tokrp